Consejos de seguridad para esmeriladoras angulares | Constru-Guía al día

Consejos de seguridad para esmeriladoras angulares

Consejos de seguridad para esmeriladoras angulares

El riesgo más grande de usar una esmeriladora angular es cuando la rueda o disco abrasivo se quiebra y los trozos salen volando a altas velocidades.

Rectificar o cortar con esmeriladoras angulares presenta algunos peligros específicos que no existen con otras herramientas.

Siga estos consejos de seguridad para esmeriladoras angulares y minimice esos riesgos.

Además de lesiones que resultan del contacto con los abrasivos en el extremo activo de la herramienta, las esmeriladoras angulares también pueden causar quemaduras y e incendios debido a las fuentes de chispas que despiden y a las piezas calientes recortadas que caen en los pies del usuario al hacer los cortes.

9 consejos de seguridad para esmeriladoras angulares

El riesgo más grande de usar una esmeriladora angular es cuando la rueda o disco abrasivo se quiebra y los trozos salen volando a altas velocidades. Las piezas pueden salir disparadas casi explosivamente como fragmentos de bala. El uso apropiado de los protectores es la mejor defensa contra las lesiones. Los protectores deben colocarse contra las chispas lejos del usuario y los abrasivos jamás deben girar hacia usted.

Para rectificar, use el protector Tipo 27. La parte trasera del protector debe colocarse entre el disco rectificador y el cuerpo del usuario, y debe además bloquear cualquier parte expuesta de la parte delantera de la mano. Debe evitarse ejercer una fuerza excesiva contra el perímetro del disco y el ángulo máximo del disco sobre la superficie que se rectifica debe ser de 15 grados.

Para cortar, se requiere el protector Tipo 01. Este protector cuenta con un fondo cerrado para contener mejor las piezas en caso de que la rueda se rompa. También debe apuntarlo lejos de usted. Sosteniendo la rectificadora de lado, jamás debe de poder ver la rueda. Las ruedas delgadas de recorte requieren que la presión de la alimentación sea controlada cuidadosamente y jamás se debe rectificar con la parte lateral de una rueda de recorte.

Pruebe la condición de las ruedas esmeriladoras más gruesas para ver si suenan cuando se les da un golpecito. La mayoría de los discos rectificadores pequeños no suenan. Tampoco lo hacen las ruedas de recorte delgadas. Mejor, inspecciónelos visualmente y luego pruébelos operándolos a velocidad apuntando la rectificadora lejos de usted para sentir si hay alguna vibración inusual antes de poner la rueda o el disco bajo carga. Use sólo los accesorios aprobados para la velocidad de su herramienta.

Otro de los consejos de seguridad para esmeriladoras angulares es usar la esmeriladora angular con ambas manos para un control apropiado. Se considera que las esmeriladoras con un cuerpo de cola de rata con un mango trasero alongado se pueden agarrar de manera más segura que los modelos más cortos.

Algunas esmeriladoras tienen interruptores con seguros y otros tienen interruptores “de hombre muerto” que apagan la herramienta cuando usted la suelta. Con cualquiera tipo de interruptor, un freno de motor detendrá la herramienta más rápidamente para darle una mayor seguridad.

Elija una esmeriladora angular con un embrague mecánico que desenganche los engranajes de impulso si la rectificadora se atora, o un diseño más avanzado que apague la herramienta si un sensor de inercia detecta una sacudida súbita del mango.

La lluvia de chispas emitida por una esmeriladora contiene pequeños trozos de acero y partículas abrasivas. Use ropa de protección y una máscara.

Si su ropa recibe chispas por mucho tiempo, corre el riesgo de quemarse, por lo que debe colocar algo entre su cuerpo y el trabajo para desviar las chispas lejos de usted.

–Por Michael Springer






Mensajes patrocinados


Productos Destacados