Materiales para molduras decorativas más comunes | Constru-Guía al día

¿Cuáles son los materiales para molduras decorativas más comunes?

La madera, el yeso y el poliuretano son unos de los materiales para molduras decorativas más comunes. Pero no son del todo intercambiables cuando se trata de precio, calidad y facilidad de instalación.
Aquí tiene un resumen de los materiales para molduras decorativas más comunes y sus usos.

Materiales para molduras mas populares
Materiales para molduras decorativas más comunes: madera sólidaMadera sólida. Las maderas duras como el roble y la caoba son los materiales más tradicionales para molduras decorativas, y los profesionales los prefieren ante cualquier otro material porque a los propietarios de casa les encanta su apariencia estética, y porque son resistentes a los agrietamientos. Cuando se tiñen, su vena natural resalta. Y tanto las maderas duras como las suaves pueden labrarse para crear piezas ornamentales.

Pero algunos contratistas dicen que la madera puede ser difícil de cortar e instalar. Y porque se encoge y se hincha con los cambios del clima, no siempre es la primera opción de los contratistas para trabajar esquinas de molduras decorativas.

El precio de las maderas duras varía, por lo que algunos contratistas, y sus clientes, prefieren las maderas suaves más económicas como el pino, especialmente para las molduras decorativas que serán pintadas en vez de entintadas y montadas en techos y arriba en las paredes, donde es poco probable que reciban golpes.

Materiales para molduras mas costosos

Materiales para molduras decorativas más comunes: yesoYeso. Estas molduras moldeadas a mano pueden hacerse con diseños elaborados y elegantes, y el cliente pagará bastante por ello. Generalmente este es el material de moldura decorativa más caro y está hecho a la medida en longitudes de seis pies. Este material pesado y rígido se agrieta fácilmente y no es fácil de instalar. Por lo general requiere de tornillos y adhesivo para la construcción en vez de clavos.

Las molduras de yeso deben pintarse, no teñirse, debido a su superficie tan lisa y a que las juntas están rellenas de yeso. Pero es uno de los materiales favoritos de los propietarios de casa que desean un interior lujoso más allá de lo que la madera puede ofrecerles.

Espuma para yeso. Menos ornamentada y mucho más fácil de instalar, la espuma para yeso es tan flexible como la madera. Por lo general, las piezas de molduras decorativas se fabrican en longitudes de ocho pies, están rellenas de poliestireno extruido y recubiertas con fibra de vidrio y yeso acrílico. La espuma para yeso es mucho menos cara que las molduras de yeso sólido.

Material flexible. Hechas de un material parecido al hule que puede doblarse alrededor de las ventanas de mirador y paredes curvas, las molduras flexibles son caras y se ordenan a través de pedidos especiales. Aun así, es más barato instalar molduras flexibles en ventanas curvas y entradas con arcos que hacer un trabajo de carpintería a la medida.

Las molduras flexibles, otro de los materiales para molduras decorativas más comunes, están hechas con un tipo de poliuretano, por lo que no se rompen ni se rajan. Aun así, algunos contratistas se quejan que cuando ven las molduras de cerca, parecen hechas de espuma de estireno, y sus bordes tienen una apariencia burda.

Materiales para molduras mas económicos

Materiales para molduras decorativas más comunes: MDFTablones de densidad media (MDF). Alguna vez considerados como la madera de los pobres para las molduras por su bajo costo, el MDF comenzó a llamar la atención de los contratistas durante la recesión del 2007-2009, cuando los propietarios de casa estaban contando centavos para poder hacer sus proyectos de remodelación.

“Siempre hemos creado nuestras instalaciones con madera sólida”, confirmó un contratista, “hasta que vino la recesión”.

El MDF, fabricado de fibras de madera pegadas con calor y presión, es ultraligero, fácil de cortar con hojas de corte de sierra ingleteadora, y fácil de instalar y pintar.

Pero no funciona muy bien el habitaciones húmedas como lavanderías, sótanos, baños o cocinas; los paneles de MDF se hinchan y se acopan cuando se mojan, y generalmente no duran tanto como la madera. Además, se abolla fácilmente, especialmente en las esquinas, por lo que no es la mejor opción para zócalos o guardasillas en casas con niños pequeños.

Sin embargo, cuando se instalan en la intersección de una pared con un techo, en donde no reciben golpes y hay menos probabilidades de que se dañen, pueden durar mucho tiempo y funcionar bien imitando la apariencia de las molduras de madera, que son más caras.

Aun así, el producto tiene una marca negativa debido al formaldehído en el adhesivo que une las fibras. A pesar de los esfuerzos de los fabricantes por publicitar sus fórmulas con menores niveles de formaldehído, muchos propietarios de casa, y sus contratistas, evitan usar el material.

Poliuretano. Más suave que la madera, el poliuretano es un producto extruido que imita muy bien la madera, al menos cuando se le monta cerca del techo. Aun así, es más resistente a pudrirse y a los insectos que la madera, y cuesta menos.
Los instaladores reportan que este material se corta y acepta la pintura tan fácilmente como el pino. Y los fabricantes están diseñando molduras de poliuretano con diseños elaborados que imitan la madera tallada. Pero su instalación requiere de cuidados adicionales, pues el material es más suave que la madera y se abolla fácilmente. Además, no se puede teñir.

PVC. El plástico no se pudre ni se acopa cuando se moja, por lo que el PVC es la opción para los contratistas cuyos clientes desean molduras en las paredes, techos y zócalos de baños o en el exterior de sus casas. Sus diseños no son tan elaborados como los que se fabrican con poliuretano o madera, y el producto, que tiene una superficie lisa, tiene que pintarse, no teñirse.

Poliestireno. A los propietarios de casa con un menor presupuesto les gustan las molduras de poliestireno, que son ligeras y menos caras de instalar que otros tipos de molduras. A los instaladores también les gustan porque no se necesitan herramientas eléctricas para cortar este material ligero de espuma; es suficiente con unas tijeras o una segueta. Tampoco requieren de clavos para su instalación; solo se necesita adhesivo para construcción.

Por Sharon O’Malley






Mensajes patrocinados


Productos Destacados