Pisos para duchas resistentes a las filtraciones - Constru-Guía al día
Instalar pisos para duchas resistentes a las filtraciones

Instalar pisos para duchas resistentes a las filtraciones

Cómo instalar pisos de baldosa para ducha resistente a las filtraciones

Un piso o plato para ducha bien embaldosinado puede añadir un brillo especial a un baño y es una característica que causa admiración entre muchos propietarios de casa. Siga estas instrucciones paso a paso para instalar pisos para duchas resistentes a las filtraciones.

Herramientas y materiales necesarios:

  • Baldosas
  • Mortero de aplicación delgada
  • Cubetas de plástico
  • Nivel de burbuja de aire corto
  • Taladro inalámbrico con accesorio para batir
  • Navaja de uso general afilada
  • Equipo para cortar baldosas (de ser necesario)
  • Esponja de uso pesado.
  • Paleta con hendiduras en V de dientes pequeños para esparcir
  • Un raspador plano para aplicar el acabado a la bandeja de la ducha
  • Un trapo para quitar la suciedad y el exceso de mortero
  • Cinta adhesiva

DÍA UNO

  1. leak-proof-shower-floor-3Mezcle el mortero

Para instalar pisos para duchas resistentes a las filtraciones, lo primero es insertar el accesorio para batir en el taladro y ajústelo firmemente. Ponga entre 1 y 2 pulgadas de agua en la cubeta. Añada el mortero y bata la mezcla por 15 minutos a velocidad media. Ajuste la proporción para lograr una consistencia que se pueda verter. Deje a un lado.

  1. Prepare el lugar de trabajo

Bloquee la abertura del desagüe con pedazo de trapo. Use el raspador plano para detectar ondulaciones en el concreto de la bandeja de la ducha. Trabaje en las ondulaciones con el raspador hasta lograr una superficie consistentemente lisa. Frote su mano sobre la superficie para asegurarse de que no haya protuberancias que pudieran causar que las baldosas se balanceen. Limpie la bandeja con un trapo mojado para eliminar la suciedad o el polvo.

  1. Cree la configuración de sus baldosas

Con ayuda de una línea de gis marque los centros horizontal y vertical. Revise que el área de trabajo esté a escuadra. Coloque las baldosas en seco sobre el piso de la ducha para encontrar la mejor disposición que requiera de la menor cantidad de cortes. Sus objetivos son:

  • Seguir los centros horizontal y vertical con los bordes de las baldosas o los puntos medios de las baldosas.
  • Crear cortes de tamaño similar en el lado izquierdo y derecho y arriba y abajo.
  • Evitar crear efectos que carezcan de equilibrio si las baldosas tienen un patrón.

Pegue pequeños pedazos de cinta adhesiva en las paredes de la ducha para recordar en dónde comienzan y terminan las baldosas enteras. No se preocupe por el área del desagüe. Usted puede cubrir esa zona con pedazos de baldosas una vez que las baldosas se hayan secado.

  1. Esparza el mortero

Coloque una cantidad del mortero en el piso de la ducha lo suficientemente grande para completar la primera hilera de baldosas además de un pequeño traslapo. Elimine el exceso para que la mezcla sea de ⅛ de pulgada de espesor. Con mucho cuidado, use la paleta con hendiduras para crear una superficie que facilite la colocación de las baldosas.

  1. Coloque las baldosas

Ponga las baldosas en su lugar presionándolas firmemente entre los espaciadores para lograr una superficie lisa. Revise si las baldosas están niveladas. Pero, si el piso de la ducha está en declive, asegúrese de que las baldosas también lo estén. Añada las baldosas cortadas según sea necesario para completar la hilera. Quite el exceso de mortero con un trapo mojado antes de comenzar la siguiente hilera. Su objetivo es terminar el trabajo de instalar los pisos para duchas resistentes a las filtraciones con las baldosas limpias y con la lechada bien aplicada.

  1. Limpie el lugar de trabajo

Lave sus herramientas muy bien antes de que el mortero se endurezca y sea más difícil quitarlo. Tan pronto como sea posible, y siguiendo las instrucciones de fabricante, limpie las baldosas una vez más y elimine cualquier exceso de las baldosas de la pared y los accesorios del baño.

DÍA DOS

  1. Corte las baldosas de relleno

Mida y corte las piezas que irán alrededor del desagüe de la ducha. Cubra estas baldosas muy bien con mortero sin diluir y luego presiónelas y quite el exceso de lechada. Asegúrelas con espaciadores. Aplique mortero sobre las baldosas de relleno y limpie el exceso para crear líneas de lechada atractivas. Este es un paso importante porque si el piso de la ducha tiene escapes de agua o  filtraciones, es aquí donde probablemente sucederán. Asegúrese de que el desagüe y los accesorios del desagüe estén escrupulosamente limpios porque el mortero ya seco es difícil de quitar.

  1. Limpie las herramientas y el área de trabajo

Limpie sus herramientas muy bien antes de que la lechada se endurezca y sea más difícil quitarla. Tan pronto como sea posible, y siguiendo las instrucciones del fabricante de la lechada, limpie las baldosas una vez más y elimine el exceso de lechada de las baldosas de la pared y los accesorios del baño.

Regrese al proyecto unas cuantas horas después para limpiar, pulir y lustrar las baldosas del piso de la ducha para que se vean tan bien como cuando abrió la caja.

Por Richard Farrell






Mensajes patrocinados


Productos Destacados