La seguridad en la construcción paga | Constru-Guía al día
seguridad es rentable

La seguridad en la construcción paga

La seguridad en la construcción paga

El sitio de trabajo debe analizarse continuamente para identificar los peligros existentes y potenciales.

Si tiene dudas sobre si la seguridad en la construcción paga y le preocupa controlar los costos de su negocio, mire el costo de lesiones y enfermedades de su lugar de trabajo. Los expertos estiman que los empleadores pagan cerca de mil millones a la semana, sólo en costos de compensación laboral.

A la hora de calcular si la seguridad en la construcción paga, considere que más que los costos directos que pesan sobre la rentabilidad de los contratistas, son los costos indirectos de lesiones y enfermedades, los que pueden ser especialmente problemáticos porque usualmente no están cubiertos por los seguros de responsabilidad para contratistas. Estos costos pueden incluir:

  • Salarios pagados a trabajadores lesionados por ausencias no cubiertas por la compensación laboral
  • Salarios asociados con tiempo perdido a causa de la detención del trabajo
  • Costos de sobretiempo
  • Tiempo administrativo de supervisores y personal de seguridad tomado tras una lesión
  • Costos de adiestramiento de trabajadores de remplazo
  • Costos de materiales, maquinarias y propiedades dañados

La agencia de Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) brinda una herramienta interactiva llamada “la seguridad paga” o Safety Pays (osha.gov/dcsp/smallbusiness/safetypays/estimator.html), que le permite a los empleados comprobar que la seguridad en la construcción paga, al ver el gran efecto que las lesiones y enfermedades tienen sobre la rentabilidad. Simplemente seleccione una lesión, inserte su margen de rentabilidad y verá los costos directos e indirectos que resultan, así como las ventas adicionales necesarias para cubrir esos costos.

Por ejemplo, una sola lesión de punción tiene un costo directo de $22,716 y uno indirecto de $24,987. Con un margen de ganancia del 3%, la firma necesitaría $1,590,100 adicionales en ventas para recuperar tanto los costos directos como los indirectos.

Ese alto costo es la razón de que los negocios trabajen cada vez más con OSHA para enfocarse en la prevención de accidentes, lesiones y enfermedades en el lugar de trabajo. Un programa de prevención de lesiones y enfermedades es un proceso diseñado a ayudar a los empleadores a encontrar y solucionar peligros del lugar de trabajo antes de que los empleados se lesionen.

El programa de reconocimiento de logros en seguridad y salud (SHARP, por sus siglas en inglés) de OSHA brinda evidencia convincente de que estos programas pueden funcionar para los pequeños negocios de construcción.

Un estudio con 16 empleadores SHARP entre 1999 y 2010 demostró que la seguridad en la construcción paga ya que la cantidad promedio de reclamaciones de estos empleadores se redujo en un 52%. El costo promedio por reclamación disminuyó en un 80%. El tiempo perdido promedio por reclamación disminuyó en un 87%. Las reclamaciones por millón de dólares de nómina disminuyeron en un 88%.

Además de reducir la cantidad de lesiones, las compañías participantes a menudo reportaron mayor productividad y calidad, menor tiempo para obtener resultados, costos menores y mayor satisfacción de los empleados. Debido al éxito del programa de prevención de lesiones y enfermedades, ahora 34 estados exigen o alientan a los empleadores a implementar estos programas.

En 15 estados es obligatorio tener un programa de prevención de lesiones y enfermedades. Si trabaja en uno de esos 15 estados [Arkansas, California, Hawái, Louisiana, Michigan, Minnesota, Misisipi, Montana, Carolina de Norte, Nuevo Hampshire, Nevada, Nueva York, Oregon, Utah y Washington], el sitio web del gobierno estatal brindará los detalles completos de quién debe tener un programa de prevención de lesiones y enfermedades y lo que el mismo debe incluir.

Si trabaja en uno de los demás estados, OSHA recomienda que se implementen los elementos centrales a nivel básico en los negocios pequeños y en un nivel más completo en los negocios medianos. Brevemente, los elementos centrales son:

  • Compromiso de la gerencia y participación de los empleados – La gerencia dirige la forma al establecer las políticas, asignando responsabilidades, sirviendo de ejemplo e involucrando a los empleados.

“Usted puede demostrar el alcance de su compromiso al involucrar a sus empleados en la planificación y ejecución de sus esfuerzos”, dice OSHA. “Si involucra seriamente a sus empleados para que identifiquen y solucionen los problemas de seguridad y salud, ellos aportarán sus conocimientos y energía únicos para lograr las metas y objetivos de su programa”.

  • Análisis del lugar de trabajo – El sitio de trabajo debe analizarse continuamente para identificar los peligros existentes y potenciales. Es su responsabilidad mantener seguros a sus trabajadores. “Revise periódicamente cada trabajo con sus empleados, analizándolos paso a paso para ver si hay algún riesgo oculto en el equipo o en los procedimientos”, dice OSHA.

Como negocio pequeño, los contratistas pueden pedirle a la sucursal local de OSHA una consulta gratuita en el sitio, la cual le proporcionará consejos confidenciales de seguridad y salud ocupacional. De esta consulta no surgirán multas ni penalizaciones. Las sucursales de cada estado están indicadas en el sitio web de OSHA. El folleto de OSHA “Job Hazard Analysis” (Análisis de peligros en el trabajo) también podría ser de ayuda.

  • Prevención y control de riesgos – Una vez que haya identificado los peligros existentes y potenciales, implemente los pasos para evitar o controlar estos riesgos. Elimínelos siempre que sea posible.

“Cree procedimientos seguros para trabajar sobre la base de un análisis de los peligros de su lugar de trabajo y asegúrese de que los empleados los comprendan y cumplan”, dice OSHA. “Involucre a los empleados en el análisis de los resultados de esos procedimientos y esté listo para hacer cumplir las normas de procedimientos de trabajo seguro”.

Donde se indique, asegúrese de que esté disponible el equipo de protección personal (PPE), y de que se use y se mantenga apropiadamente.

  • Educación y capacitación – Capacite a sus empleados sobre todos los peligros potenciales a los que pudieran verse expuestos y sobre cómo pueden protegerse. Luego verifique que realmente hayan comprendido.

“Preste atención particular a los empleados nuevos y a los que se están cambiando a nuevos trabajos”, dice OSHA. “Como están aprendiendo nuevas operaciones, las probabilidades de que se lesionen son mayores.

Para una información más detallada sobre cómo la seguridad en la construcción paga, descargue el Manual para negocios pequeños “Small Business Handbook” de OSHA en osha.gov/Publications/smallbusiness/small-business.html. Este manual brinda información completa sobre lo que un plan de seguridad debe incluir y consejos sobre cómo puede comenzar a instaurarlo.

Aunque los negocios pequeños pueden verse abrumados al crear un programa de prevención de lesiones y enfermedades, OSHA dice que “abordarlo de forma sencilla y económica ha demostrado ser efectivo”.

CONSEJO

Una búsqueda web de ‘Injury and Illness Prevention Program’ (Programas de prevención de lesiones y enfermedades) o ‘IIPP’ arrojará una cantidad de plantillas que puede usar para desarrollar su propio programa sin costo.

 

–Por Jo Costin

 





Mensajes patrocinados