Licencias de construcción, fianzas, seguros | Constru-Guía al Día

Licencias de construcción, fianzas, seguros

Licencias de construcción, fianzas y seguros

Los tipos de fianza de construcción más comunes son las fianzas de cumplimiento y pago, las fianzas de licitación y las fianzas de permiso.

Es vital que los contratistas conozcan los requisitos de licencias, fianzas y seguros para sus negocios de construcción. Esta panorámica es una buena guía, pero usted debe consultar a las diferentes autoridades de su zona, porque los requisitos varían según el estado y la municipalidad.

Licencias de contratistas

Las leyes de su estado pudieran exigirle que obtenga una licencia para su negocio de acuerdo con el oficio que usted desempeñe. En la mayoría de los estados se requiere licencia para los oficios más técnicos, tales como electricistas, plomeros, contratistas de ventilación y aire acondicionado, así como contratistas de protección contra incendios. Otros oficios, como es el caso de los contratistas generales, quizás no necesiten una licencia estatal para realizar su trabajo. Por lo general, hay que pagar un cargo anual por la licencia, y para poder obtener una licencia estatal, un empleado de su empresa deberá someterse a un examen por escrito. Si dicho empleado abandona la empresa, la licencia perderá validez, y otro que esté trabajando para su compañía deberá someterse al examen nuevamente.

Los requisitos para obtener una licencia varían mucho a nivel local. Cada pueblo o ciudad, independientemente de su tamaño, pudiera requerir que ciertos contratistas obtengan una licencia local para trabajar en esa municipalidad. Estas licencias de contratistas suelen ser válidas por un año, y no son muy costosas.

Su departamento local de construcción sabrá qué licencias estatales y locales usted pueda necesitar. Antes de entrar en la licitación de cualquier obra, comuníquese con el departamento de construcción, para asegurarse de los requisitos y el costo. La solicitud de permiso de construcción incluye una lista de todos los contratistas del proyecto, junto con sus números de licencia estatal y/o local. Hasta que todas las empresas de la lista cuenten con las licencias pertinentes, no se emitirá el permiso y la obra no podrá comenzar.

Fianzas de construcción

Las fianzas de obra y construcción más comunes son las fianzas de cumplimiento y pago, las fianzas de licitación y las fianzas de permiso.

Fianzas de cumplimiento y pago – Cuando un contratista general recibe la asignación de una obra, le corresponde seleccionar a los subcontratistas que deberán presentar una fianza de cumplimiento y pago. Las fianzas de los subcontratistas le darán al contratista general una capa de protección, del mismo modo que su fianza ayuda a proteger al propietario.

Las fianzas de cumplimiento y pago son realmente dos tipos diferentes de fianza, pero se les suele mencionar juntas. Una fianza de cumplimiento es, básicamente, una garantía para el propietario del proyecto emitida por una compañía de fianzas, de que usted llevará a cabo el proyecto. Si en el trascurso de una obra usted cierra su negocio, no cumple con los requisitos de los documentos del contrato o es despedido por el propietario, la compañía de fianzas deberá intervenir y finalizar el proyecto. La fianza de pago es similar, pero garantiza que usted pagará a los subcontratistas y proveedores que suministran la mano de obra,  las herramientas de construcción y los materiales para el desempeño de su contrato.

Trabaje con un agente de fianzas conocedor de su trabajo para establecer una relación con una compañía de fianzas. Si usted no conoce a ningún agente de fianzas, comuníquese con la Asociación Nacional de Productores de Contratos de Fianzas, llamando al (202) 686-3700, o bien visite www.nasbp.org para obtener nombres de agentes en su área. Las compañías de fianzas le pedirán que presente sus declaraciones financieras actuales y de los tres años anteriores, así como su obra actual inconclusa y plan de trabajo, para examinar las cualificaciones de su compañía.

A diferencia de una compañía de seguros, que no dispone de ningún recurso en contra suya después de pagar una reclamación a favor de usted, la compañía de fianzas procurará un reembolso de todos los gastos en que incurra para llevar a cabo su contrato o pagar a sus subcontratistas. Por tanto, usted deberá contar con activos líquidos personales o en su compañía a fin de poder obtener una fianza. El costo de estas fianzas suele ser del 1.5 al 2.5 por ciento del valor del contrato.

Fianzas de licitación – Por lo general, la fianza de licitación se extiende sin costo alguno, pero usted no podrá conseguirla si no es capaz de obtener una fianza de cumplimiento y pago, tal como se describe anteriormente. Una fianza de licitación le otorga al propietario del proyecto cierta protección, en caso de que el licitador más bajo se niegue a cumplir su compromiso en el tiempo asignado. Si esto ocurre, la compañía de fianzas pagará al propietario la diferencia entre la licitación de usted y la del próximo licitante hasta el monto de la fianza de licitación de usted (generalmente del 5 al 10 por ciento de la licitación total). El propietario podrá a su vez usar este pago para compensar el impacto, en costo y tiempo, de tener que asignar el proyecto a otra empresa.

Su compañía de fianzas necesitará saber el valor y la descripción del proyecto durante el proceso de licitación, a fin de suministrar la fianza de licitación junto con la licitación de usted. Si la compañía de fianzas tiene que pagar al propietario por una fianza de licitación que usted haya incumplido, esta procurará que usted le reembolse esa cantidad.

Fianzas de permiso – La fianza de permiso es un requisito de la municipalidad en la que se encuentra su proyecto. Si usted no cumple con las normas y regulaciones de construcción de la municipalidad, esta hará una reclamación contra su licencia o fianza de permiso. Estas fianzas son más fáciles de obtener, y no requieren la misma información financiera que las fianzas de cumplimiento y pago. Como contratista, usted acepta cumplir con todas las normas y reglamentos de la municipalidad al solicitar un permiso o una licencia.

Seguro para contratistas

El seguro para su negocio puede ser muy complejo. Hay muchos tipos de cobertura: algunas las exige la ley y otras son opcionales. Las formas básicas de seguro requeridas para la mayoría de los contratistas son:

  • El seguro de compensación laboral ofrece compensación por la atención médica de aquellos empleados que se hayan lesionado en el transcurso de su trabajo, a cambio del requisito obligatorio de renunciar al derecho del empleado de demandar a su empleador por negligencia. Por lo general, la cobertura A de Compensación Laboral es reglamentaria, dependiendo del estado donde se extienda la póliza. La cobertura B (limitada al Seguro de Responsabilidad Civil de Empleadores) está basada en los requisitos del contrato.
  • El seguro de responsabilidad general protege a su compañía contra lesiones corporales y daños a la propiedad causados por negligencia de terceros.
  • El seguro de responsabilidad para vehículos cubre cualquier vehículo que sea propiedad de la compañía o sea arrendado por la misma. Esta póliza protege también a la compañía contra reclamaciones por responsabilidad vehicular realizadas en contra de la compañía debido a problemas causados por empleados de la misma en sus propios vehículos, en funciones de trabajo.
  • El seguro de exceso o de cobertura global es una cobertura de responsabilidad que excede la cobertura de responsabilidad primaria que proporcionan las pólizas básicas de responsabilidad general, compensación laboral y responsabilidad vehicular.
[tip id=”7426″]

A pesar de que los tipos de cobertura que se listan aquí constituyen el mínimo requerido para la mayoría de los contratistas, algunos proyectos exigirán límites de cobertura específicos, así como otros textos y acreditaciones afines que deberá proveer su compañía de seguros. Envíe los requisitos a su agente antes de hacer su licitación para un proyecto, a fin de garantizar que puede cumplir con los mismos.

Además, existen muchos otros tipos de cobertura que deberán conocer todos los propietarios de negocios de construcción, tales como seguros de equipos, seguros contra deshonestidad y delito de los empleados, seguros de propiedad para su edificio y el contenido del mismo, responsabilidad de diseño profesional, riesgo del constructor y seguro de responsabilidad por prácticas laborales, por mencionar algunos.

Usted debe consultar con un agente de seguros para determinar la cobertura y los límites que necesita. La cobertura se extiende sobre una base anual, por lo que deberá renovar su póliza cada año. Es buena idea obtener, como mínimo, tres cotizaciones por separado y compararlas.

Para más información, comuníquese con la Asociación Americana de Subcontratistas, llamando al (703) 684-3450, o bien visite www.asaonline.com.

—Por Bruce Webb








Click here to add a comment

Leave a comment: