Los riesgos de renovar casas viejas | Constru-Guía al día
Tenga cuidado con estos riesgos al renovar casas y edificios viejos

Los riesgos de renovar casas viejas

Entre los riesgos de renovar casas viejas está las tejas con plomo

Las tejas viejas pueden contener plomo, y aunque es menos probable que se vuelvan friables, de todas formas deben manejarse apropiadamente.

Entre los riesgos de renovar casas viejas está la presencia de materiales peligrosos, vapores de productos químicos tóxicos, polvo y líneas activas de servicios de gas o electricidad, así como potenciales fallas estructurales.

El asbesto y la pintura con plomo son materiales peligrosos que suelen encontrarse en los edificios antiguos. Ambos productos fueron usados ampliamente antes de ser prohibidos en las décadas de los 70 y 80 por ser peligrosos para la salud y es uno de los riesgos de renovar casas viejas.

Riesgos por asbesto

Otro de los riesgos de renovar casas viejas son los materiales que contienen asbesto (ACM, por sus siglas en inglés), que son los más frecuentes y peligrosos. Los ACMs se rociaban para proteger contra incendios y usaban en aislamientos, pisos, adhesivos, placas de cielo raso, masilla, pasta selladora, compuesto para juntas, materiales para dar textura a paredes y cielos rasos, revestimientos y tejas para techo.

CONSEJO: Al quitar losas con composición de vinilo (VCT, por sus siglas en inglés), antes denominadas de vinilo con asbesto (VAT), no confíe en aquellas menores de 12 x 12 pulgadas. Las losas VAT más viejas solían ser de menor tamaño, por ejemplo: 9 x 9 pulgadas. El adhesivo debajo de las losas VCT y VAT puede también contener asbesto. En algunos casos, las losas de piso viejas pueden ser cubiertas legalmente con otras losas o alfombras sin eliminarlas. Si es necesario hacer penetraciones u otras alteraciones en el piso, se requerirá quitarlas.

Cada uno puede resultar peligroso en diferentes grados y los métodos usados para comprobar su presencia, erradicarlos y encapsularlos están controlados estrictamente por la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA).

Cuando se perturba el asbesto, este puede volverse friable o quedar suspendido en el aire, y este es el mayor de los riesgos. Si estas partículas minúsculas de asbesto se ingieren o inhalan pueden causar graves enfermedades, entre ellas mesotelioma y varios tipos de cáncer, aunque los síntomas pudieran demorar muchos años en aflorar.

Los adhesivos con asbesto es uno de los riesgos de renovar casas viejas

Tanto las losas viejas como los adhesivos usados con estas pueden contener asbesto.

Los aislamientos residenciales para techo y pared y los recubrimientos de tuberías son probablemente las peores fuentes. Durante muchos años se secaron y ahora se desmenuzan con facilidad. Es menos probable que tejas, losas para techo y adhesivos se tornen friables, pero aún así deben manipularse apropiadamente.

Por lo general, es responsabilidad del propietario asegurar que los materiales del tipo ACM no estén presentes en el edificio. Los términos contractuales normalmente exigen a los contratistas interrumpir de inmediato el trabajo y notificar al propietario si encuentran cualquier material que presuntamente contiene asbesto.

Si se detecta ACM, e incluso si tan solo se presume, el propietario está obligado a emplear firmas profesionales para tomar muestras y examinar el material en cuestión. Si se comprueba que es ACM, tienen que aplicarse procedimientos especiales de contención, eliminación y análisis del aire, hasta que el material se reduzca o encapsule totalmente y las muestras de análisis del aire corroboren que no hay riesgo remanente.

CONSEJO: En algunos casos, los materiales que contienen asbesto pueden eliminarse legalmente junto con los propios desechos de demolición sin necesidad de erradicarlos Tiene que ejecutarse y documentarse debidamente cómo y dónde se eliminaron estos desechos. Por ejemplo, pudiera no ser necesario que las tejas de asbestos sobre una buhardilla se erradicaran antes de la demolición y eliminación del marco, laminado y otros componentes de la propia buhardilla. Consulte siempre los códigos locales para ver si está permitida esta opción de eliminación.

El plomo en la pintura es otro de los riesgos de renovar casas viejas

Antes de 1978, el plomo se usaba
como un agente de pigmentación
y secado en las pinturas a base
de aceite.

Riesgos por pintura con plomo

Antes de 1978, el plomo se usaba como pigmento y agente de secado en las pinturas a base de aceite. Estas pinturas que contienen plomo pueden entrañar un riesgo para la salud si se ingieren. La ley federal exige a los contratistas estar certificados y capacitados para prevenir la contaminación con plomo al realizar proyectos de renovación, reparación y pintura en viviendas construidas antes de 1978 (así como en escuelas e instalaciones para cuidado de niños).

La regulación se aplica si el trabajo es remunerado y se altera una superficie pintada mayor de 6 pies cuadrados en interiores o de 20 pies cuadrados en exteriores; se derriban, lijan o raspan paredes pintadas; y/o se quitan y reemplazan ventanas.

Si el trabajo no reúne estas condiciones, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) permite a los contratistas eliminar los residuos de pintura a base de plomo como basura doméstica que se elimina conforme a la ordenanza municipal y se manipula de acuerdo con las exigencias locales y estatales. Así mismo se permite a los residentes eliminar de esta forma los residuos de pinturas a base de plomo.

EPA exhorta a todos los que manipulan pintura a base de plomo recoger virutas, polvo, suciedad y desechos en bolsas de basura plásticas para eliminarlos. Es preferible un contenedor de basura cubierto para ir almacenando los desechos hasta concluir el trabajo. Contacte siempre a las autoridades locales para determinar dónde y cómo pueden eliminarse los desechos de pintura a base de plomo.

Riesgos por servicios públicos

Las líneas activas de servicio público en edificios, tales como gas natural y electricidad son unos de los principales riesgos de renovar casas viejas. En casi todos los proyectos de renovación no se corta la electricidad, para poder usar temporalmente luces y herramientas eléctricas sin necesidad de generadores portátiles. Durante la demolición es imperativo cortar el suministro de energía eléctrica. Muchas veces resulta difícil estar 100 por ciento seguro de cómo diversos dispositivos están conectados al circuito eléctrico, especialmente en las viviendas más viejas donde los propietarios o contratistas menos calificados pudieron haber hecho renovaciones sin cumplir con los códigos correspondientes. En caso de duda, asegúrese de comprobar todos los dispositivos para garantizar que no hay corriente eléctrica antes de comenzar cualquier tarea de demolición.

Al realizar cualquier trabajo de electricidad en un sistema activo, el procedimiento de bloqueo y rotulación o etiquetado es vital para asegurar que no se quede un panel energizado mientras los trabajadores se exponen a circuitos o dispositivos que suponen sin corriente.

Las tuberías de gas natural representan un riesgo evidente de incendio. Aunque no necesariamente es un riesgo para la salud, una tubería de agua rota pudiera provocar daños serios y costos.

Las tuberías de gas son fáciles de ubicar y clausurar durante la construcción, pero las tuberías de agua no suelen estar a la vista. Antes de comenzar la demolición asegúrese de que ambas líneas de servicio público están cortadas y aisladas de las áreas de trabajo.

Otros riesgos en la renovación

Entre los riesgos de renovar casas viejas se incluyen las latas de pinturas abandonadas y otros productos químicos mal almacenados, los cuales deben eliminarse para evitar el peligro de incendio y los riesgos para la salud a causa de los vapores tóxicos.

Otros productos químicos como limpiadores, blanqueadores, ácidos, solventes, etc., pueden representar un riesgo para la salud si se inhalan, ingieren, absorben a través del contacto con la piel o se inyectan por pinchazo accidental.

La ventilación es clave para toda actividad de construcción en cualquier tipo de edificio. Los vapores intensos son usuales debido a pinturas, adhesivos, soldaduras, equipos que funcionan con gas o gasolina y calentadores temporales. Deben ser despejados por completo con aire fresco para mitigar los riesgos potenciales para la salud.

Incluso el polvo en el área de trabajo de materiales relativamente cotidianos como aserrín y hollín, pueden estallar si alcanzan la concentración crítica y entran en contacto con una chispa o llama.

–Por Bruce Webb, contratista general










Mensajes patrocinados


Productos Destacados