Masillar y encintar paneles de drywall - Constru-Guía al día
Masillar y encintar paneles de drywall

Masillar y encintar paneles de drywall

Ya colocó sus paneles de drywall o tablaroca. Ya se aseguró de que todo esté alineado. Ahora, no olvide asegurarse de que sus paneles de yeso no se traslapen en las esquinas. Los paneles deben de estar alineados con el borde de su montante en ambos lados de la esquina. Y asegúrese de dejar un triángulo de espacio vacío en la esquina.

Esto permite que su borde esquinero se asiente a ras en la pared y evita que se meza hacia adelante y hacia atrás, lo que le dará una apariencia dispareja.

Mientras que la primera parte del proceso de poner drywall o tablaroca requiere de un poco de esfuerzo físico para prepararlo todo, la porción de masillar y encintar es dónde sus habilidades creativas entran en juego.

Comience por rellenar los espacios que se crearon en las juntas entre los paneles de drywall. Use un compuesto que no se vaya a encoger cuando se seque. De no hacerlo, habrá demasiadas capas.

Asegúrese de que todas las juntas entre los paneles de yeso o tablaroca desaparezcan de tal forma que las paredes y los techos queden perfectamente lisos. Use una espátula para tablaroca pequeña y otra grande y una lijadora de poste con cabeza giratoria.

La clave está en aplicar la cinta para drywall y esparcir el compuesto de tal forma que el borde sea imperceptible. Soporte las esquinas exteriores creando un espacio en el borde, lo que lo ayudará a saber si está usando suficiente compuesto.

Luego, coloque la cinta sobre las juntas. La clave es aplicarla muy derecha y estar pendiente de que no se creen burbujas de aire. Coloque una capa delgada de compuesto sobre las juntas (esto reducirá el tiempo de lijado).

Aplane la superficie de la pared lo más posible. Asegúrese de tener ribetes largos en las esquinas y capas delgadas en las juntas.

Aplique más compuesto de ser necesario. Puede hacer arreglos en el siguiente paso si hay arrugas notorias en el compuesto. Recuerde, siempre puede quitarlo si no queda bien. Pero si no aplica suficiente producto aquí, tendrá que repetir este proceso.

Use el borde de su bandeja para crear un borde de compuesto grueso en el borde de su espátula. En la primera capa, use una espátula de 6 a 8 pulgadas. Puede usar una espátula de 10 a 12 pulgadas para aplicar la segunda y la tercera capa.

La clave es no usar un exceso de compuesto. Use la espátula en ángulo contra la pared en la esquina en la que comience, y gradualmente reduzca el ángulo al tiempo que esparce el compuesto a lo largo de su junta y el compuesto rellena el espacio.

Use su dedo índice para estabilizar la espátula y aplique presión. Un buen parámetro es repetir esto hasta haber cubierto la mitad de la junta.

Pase sobre el compuesto nuevamente. Esta vez, use su pulgar en el extremo superior de la parte posterior de la espátula para aplicar presión para ahusar el borde superior del compuesto.

Luego, use el dedo medio para aplicar presión al fondo de la parte posterior de la espátula para ahusar el fondo del borde.

Lijado
Una vez que haya colocado el drywall, aplicado el compuesto y encintado todos los paneles, llegó el momento de lijarlos. Para lijar drywall, ecesitará estas tres  principales herramientas para drywall:

• Un rallador de paneles de drywall
• Una lijadora de pared, preferentemente con cabeza desmontable
• Una esponja de lijar

Primero, con el rallador de paneles de drywall elimine las arrugas más grandes marcadas en el compuesto. Recuerde hacer este proceso con delicadeza, o tendrá que regresar a la fase de revestimiento para hacer retoques.

Su rallador no alisará el compuesto. Simplemente le permitirá eliminar el exceso de compuesto esparcido durante el proceso de revestimiento y encintado.

Luego, tome la cabeza de la lijadora de pared y alise el compuesto. Aunque es un proceso que lleva tiempo, no es una técnica muy compleja. Use un movimiento que lo ayude a eliminar cualquier marca.

Una vez que lo haya alisado todo, estará listo para texturizar la pared de drywall. Mantenga cerca una aspiradora para seco y mojado con el fin de ayudarlo a controlar la tormenta de polvo que generará mientras lija.

El método de lijado en mojado
Si quiere evitar el polvo generado por el lijado en seco, puede optar por lijar en mojado. El método de lijar en mojado es valioso particularmente durante el alisado y aplanado de los bordes.

El lijado en mojado humedece el compuesto seco, lo que significa que lo reactiva y lo mueve a otras partes del panel.

Para lijar en mojado, simplemente llene una cubeta con agua tibia. Sumerja una esponja en la cubeta y exprímala.
Aunque puede ser tentador exprimir la esponja lo más posible, las esponjas para paneles de yeso expulsan el agua con facilidad, así es que, si las exprime de más, eliminará agua de más.

No la exprima demasiado y deje suficiente agua en la esponja para ayudarlo a aflojar el compuesto.

Luego, rebaje los puntos elevados con el lado abrasivo de su esponja y luego deslice la esponja en pases grandes y circulares.

No presione demasiado duro en ningún punto en particular, pues no querrá crear depresiones en el compuesto para juntas.

Exprima la esponja y cambie de lado para lijar con la parte más lisa. Esparza el compuesto hacia afuera a partir de las juntas, lo que lo ayudará a reducir la visibilidad de las juntas después de pintar.








Mensajes patrocinados


Productos Destacados