Pautas para remodelar baños accesibles | Constru-Guía al día

Pautas para remodelar baños accesibles

Cómo remodelar baños accesibles

Cada vez son más frecuentes las solicitudes para remodelar baños accesibles utilizando un “diseño universal” – diseño atractivo y funcional que funciona para todos, incluyendo la gente con limitaciones físicas o discapacidades.

Esta tendencia de remodelaciones para la tercera edad no ha más hecho más que aumentar ahora que la generación de la posguerra (baby boomers) llena los rangos de la jubilación.

Aquí encontrará siete pautas para construir o remodelar baños accesibles y adaptados que funcionan para gente de todas las edades y habilidades.

Estudie su presupuesto antes de iniciar una remodelación de baños accesibles

El diseño universal puede agregar gastos, por lo tanto priorice las necesidades específicas del propietario y compare opciones. Juan Herrera, presidente y copropietario de Pyramid Drywall en The Colony, Texas, participó en obras de beneficencia para remodelar espacios para las personas mayores y discapacitadas, por lo que sabe presupuestar cuidadosamente.

Para remodelar baños con éxito, recomienda estrategias económicas y efectivas: Instale iluminación extra, interruptores de balancín y superficies antideslizantes. Si su presupuesto fuese más holgado, Herrera sugiere, “Podría crear un compartimiento o habitación separada para el inodoro. De esa manera el ocupante puede tomarse de las barras en ambos lados si fuese necesario”.

Considere a todos los ocupantes

El diseño universal funciona mejor cuando está ambientado para todos los ocupantes de la residencia, jóvenes o ancianos, con movilidad limitada o no. Gray Uhl, director de diseños para American Standard en Piscataway, Nueva Jersey, explica que la filosofía del diseño universal es que todo el mundo se pueda beneficiar de los espacios y productos de construcción.

“Los picaportes con manijas, que son más fáciles de operar que los de perilla para la gente con discapacidades en el agarre, constituyen una mejora que beneficia a todos los ocupantes”, comenta.

Gente de toda edad, en especial los niños, generalmente tienen problemas con las perillas. Asegúrese de que los diseños sean fáciles de interpretar, sin tener en cuenta el idioma o la experiencia de los usuarios. También, verifique que la información con respecto al uso de las características diseñadas (tales como los rótulos de agua fría y caliente en los grifos) se pueda entender rápidamente por todos, sin importar sus habilidades sensoriales.

Realice el mejor uso del espacio

Siga una pauta simple de diseño universal: mientras más espacio mejor. Considere la entrada del baños accesibles: una puerta más ancha, de al menos 32 pulgadas, le servirá mejor a todos los ocupantes, incluyendo a los que tienen sillas de ruedas. (Los expertos también recomiendan instalar el umbral de la puerta tan al ras como sea posible —lo ideal sería a no más de ½ pulgada de alto, para que las sillas de ruedas puedan rodar fácilmente sobre él).

Dentro del baño, debería haber suficiente espacio como para que una silla de ruedas pueda girar fácilmente. Las sillas de ruedas necesitan un diámetro de 60 pulgadas de espacio para dar la vuelta. Examine cuidadosamente el diseño original del arquitecto. Le ayudará a evaluar cómo abrir el espacio tanto como sea posible.

Eleve el lavabo y el tazón del inodoro

Esto es fundamental a la hora de remodelar baños accesibles. Para cumplir con la Ley Federal para Individuos Discapacitados (ADA), los inodoros deben estar entre 16,5 y 17 pies del suelo, dependiendo del código local, el cual requiere que la taza se encuentre a 16,25 pulgadas en lugar de las 14,5 pulgadas estándar.

Muchos fabricantes, incluyendo American Standard y Kohler, ofrecen inodoros con esta altura. Kohler la llama “Comfort Height“ (Altura Confortable) y American Standard la llama “Right Height” (Altura Justa). De modo similar, la parte superior de las piletas de los lavabos y tocadores deben elevarse de la altura estándar de 31 pulgadas a una altura de 36 pulgadas para brindar acceso para girar por debajo.

Piense en la seguridad de los baños accesibles

Los diseños universales deben minimizar los peligros y posibles accidentes. Adolfo Castellanos, dueño de BBY Construction en Chicago, ha contribuido con el funcionamiento del diseño universal en baños accesibles y conoce una regla importante de seguridad: “Las cosas pequeñas pueden transformarse en grandes cosas”.

Es por eso que recomienda las barras de agarre –con un marco apropiado en la pared– en el inodoro, ducha, bañera, e incluso en el lavatorio, porque un resbalón o caída puede ocurrir en cualquier lugar. Las superficies antideslizantes son importantes tanto para los pisos como para las instalaciones para bañarse. Se deben asegurar las alfombras del baño al piso con cinta de doble faz.

Castellanos también recomienda cerrar las tuberías expuestas con una cubierta plástica para prevenir el contacto accidental con niños y gente en sillas de ruedas. “Es mucho más difícil para un anciano o un ocupante de silla de ruedas reparar el problema cuando se presenta”, agrega. “Es mejor usar un poco de precaución para evitar una gran crisis”.

Haga que bañarse sea más fácil

“Más fácil es mejor” es una regla general del diseño universal –busque soluciones confortables y eficientes que no cansen a nadie– esto es especialmente cierto cuando se piensa en remodelar baños accesibles. Varios fabricantes ofrecen instalaciones fijas y bañeras con entradas recortadas para facilitar el acceso. Otra opción es la de usar receptores de duchas con alturas muy bajas de umbrales (inferiores a las 2,3 pulgadas del contrapiso –potencialmente a sólo 1,3 pulgadas por encima de la superficie terminada). Esto es “ideal para aquellos interesados en el diseño que les ayuda a vivir independientemente dentro de sus hogares durante un período de tiempo más prolongado”, dice Mike Chandler, vicepresidente de marketing de muebles Kohler, en Kohler, Wisconsin.

Otras elecciones acertadas para la seguridad y el acceso a bañeras incluyen el uso de asientos de transferencia removibles para ayudar a la gente con discapacidades en la transición de la silla de ruedas a la ducha; la instalación de un marco extra para las barras de agarre; una puerta de acceso de 36 pulgadas de ancho y un asiento integrado para la ducha.

A la hora de remodelar baños accesibles también considere  los grifos de presión balanceada, que ayudan a prevenir quemaduras. Otro accesorio útil es un ventilador con sensor de humedad que se apaga automáticamente. “Puede instalar el ventilador justo en la ducha en un circuito de ramal protegido por un GFCI (Interruptor del Circuito de Fallos de Conexión a Tierra).

El ventilador percibe el cambio rápido de humedad, comienza a funcionar y se apaga en 20 minutos después que se cierra la ducha”, explica Karen Collins, gerente de comunicaciones de marketing de Broan-NuTone, Hartford, Wisconsin. “Es ideal para todos, incluso para los ancianos que pueden olvidar encender los ventiladores, para la gente con movilidad limitada que pueden tener dificultades para acceder al control del ventilador y para las personas con limitaciones auditivas que pueden no escuchar que han dejado el ventilador encendido más de lo necesario”.

No se olvide del estilo a la hora de remodelar baños accesibles

Un baño universalmente diseñado no tiene por qué lucir como el de una institución. Los productos se tornan cada vez más residenciales en apariencia y en estilo. Para diseñar y remodelar baños accesibles no es necesario sacrificar su atractivo visual. Existen millones de baby boomers que esperan ambos.










Mensajes patrocinados


Productos Destacados