Cuando se trabaja en un ambiente caluroso

Cuando se trabaja en un ambiente caluroso, el cuerpo trata de mantener una temperatura normal. Mientras más calor haga, más se esforzará el cuerpo por permanecer fresco.

En ciertos trabajos, la exposición al calor es difícil de controlar. Los riesgos laborales son altos y las enfermedades resultantes relacionados con el calor pueden ser muy graves, e incluso fatales. Es más probable que cualquiera de ellos le ocurran a personas que no hayan tenido tiempo de adaptarse a trabajar en el calor o a aquellos que hayan permanecido alejados de los ambientes calurosos.

Cuando se trabaja en un ambiente caluroso, el cuerpo trata de mantener una temperatura normal. Mientras más calor haga, más se esforzará el cuerpo por permanecer fresco. Cuando el cuerpo haya absorbido más calor de lo que pueda disipar, tenderá a enfermarse. En circunstancias normales, su cuerpo se adaptará al calor en cuatro a 14 días.

Riesgos laborales: enfermedades por el calor

El salpullido o erupción cutánea debido al calor aparece en climas húmedos, cuando la transpiración permanece en la piel por largos períodos de tiempo. Si el salpullido se extendiese o complicara con una infección, puede resultar muy incómodo. Descanse en un lugar fresco durante las pausas de trabajo para permitir que la piel se seque.

Los calambres por calor son espasmos musculares dolorosos que ocurren cuando se transpira copiosamente, beba grandes cantidades de agua y reponga las sales del cuerpo. Los líquidos salados deberían aliviar el calambre.

El agotamiento por el calor proviene de una excesiva transpiración en condiciones de trabajo calurosas. La persona con agotamiento por calor transpira continuamente y experimenta fatiga extrema, mareos, náuseas, dolor de cabeza y hasta pérdida del conocimiento. La piel se siente fría, húmeda y pegajosa; el cutis, pálido o ruborizado y la temperatura corporal, normal o levemente más alta. Descanse en un área fresca y beba muchos líquidos. Un caso grave de agotamiento por calor puede requerir tratamiento de varios días.

La insolación es la enfermedad más grave relacionada con el calor. Cuando la transpiración ya no resulta adecuada para enfriar al cuerpo, la temperatura corporal puede ascender a los 105°F (41°C) o más, y puede traer con ello confusión o delirios y convulsiones o pérdida de conciencia. La piel se siente caliente y seca y con aspecto rojo o con manchas. Todas las personas con síntomas de insolación deben obtener primeros auxilios inmediatamente para prevenir un daño cerebral permanente o la muerte. Traslade a la víctima a un área fresca, empape sus ropas con agua y abanique vigorosamente su cuerpo para bajar su temperatura. En seguida, la víctima debe hospitalizarse.

Riesgos laborales: accidentes por calor

Esta enfermedad no es el único problema de seguridad laboral originado cuando las temperaturas ascienden. El calor también promueve accidentes. Palmas sudorosas, mareos y superficies metálicas calientes pueden ser peligrosos, pero otros peligros menos obvios también contribuyen al incremento en la frecuencia de los accidentes. Los ambientes calurosos disminuyen el estado de alerta mental y el rendimiento físico, lo que tiende a ocasionar accidentes. Además, una temperatura corporal más alta y la incomodidad promueven la irritación y el enojo, lo que puede generar que los trabajadores descuiden los procedimientos de seguridad.

Para su protección

Algunos estados han aprobado una legislación que requiere que los empleadores tengan políticas corporativas formales y por escrito sobre el trabajo en ambientes calurosos. Por ejemplo, en California, la ley requiere que los empleadores proporcionen un procedimiento de la compañía por escrito sobre la prevención de las enfermedades relacionadas con el calor a todos los empleados y a OSHA/Cal.

Las políticas deben incluir maneras en que los empleados cumplirán con las normas sobre las enfermedades del calor, responderán a los síntomas de las posibles enfermedades causadas por calor, contactarán a los servicios de emergencias médicas para transportar a los empleados al sitio donde puedan ser atendidos por los proveedores de servicios médicos de emergencias y proporcionarán al personal de emergencia las direcciones precisas para llegar a ese sitio, si fuese necesario.

Corrobore en su localidad o estado si se han establecido reglamentaciones de prevención de enfermedades relacionadas con el calor.

Cómo trabajar de manera segura en el calor

  • Para prevenir riesgos laboralesrelacionados con el calor, antes de comenzar a trabajar beba agua hasta sentirse lleno. Luego, durante el resto del día y con una frecuencia de 15 minutos, beba otro vaso de agua o bebida hidratante deportiva.
  • Un estudio reciente sobre hidratación arrojó que se pierden cuatro importantes electrolitos a través del sudor, todos en proporción constante con respecto al otro. La nueva fórmula de POWERADE, con el Sistema de Electrolitos Avanzados ION4, reemplaza esos cuatro electrolitos en la misma proporción en que generalmente se pierden cuando se suda, además de proporcionar vitaminas B.
  • Trabaje a la sombra siempre que se pueda y tome descansos periódicos para refrescarse, descansando en un área sombreada o con aire acondicionado.
  • Use ropa de colores claros, holgada y que le permita a su cuerpo respirar, si las reglas del trabajo lo permiten. Las ropas mojadas por la transpiración lo refrescan mejor que la piel desnuda. Use sombreros de alas anchas.
  • En lo posible, realice la parte más pesada del trabajo durante las horas más frescas del día.
  • Ingiera porciones menores de alimentos antes de trabajar y evite la cafeína, el alcohol y las grandes cantidades de azúcar.
  • Consulte con un profesional de la salud si tiene que trabajar en el calor y está tomando medicamentos. Muchos medicamentos y enfermedades interfieren con la capacidad del organismo para regular la temperatura y disipar el calor, incrementando la posibilidad de accidentes o enfermedades relacionados con el calor.

Entradas relacionadas