Protectores auditivos para trabajadores de la construcción|ConstruGuía
Proteja-su-audicion-en-el-trabajo

Protectores auditivos para trabajadores de la construcción

Proteja-su-audicion-en-el-trabajo

A los patrones se les exige suministrar protección auditiva a todos los trabajadores de la construcción expuestos durante ocho horas a niveles de ruido de 85 dBA o mayores, sin cargo alguno para el empleado.

La pérdida de audición relacionada con los trabajadores de la construcción y la falta de protectores auditivos adecuados es un problema esencial del lugar de trabajo, con un número estimado de 30 millones de trabajadores, entre ellos trabajadores de la industria de la construcción, expuestos a niveles altos de ruido y a la posibilidad de perder permanentemente la audición. En estudios del sector de la construcción, 44 por ciento de los carpinteros y 48 por ciento de los plomeros informaron pérdida de audición.

El programa de conservación de la audición de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) está concebido para proteger a los trabajadores del deterioro auditivo, especialmente si están expuestos a altos niveles de ruido a lo largo de sus carreras. El programa de conservación de la audición exige a los empleadores monitorear los niveles de exposición al ruido durante los días regulares de trabajo y proteger a los trabajadores según corresponda con controles de ingeniería, controles administrativos y/o con la utilización de protectores auditivos.

Los controles de ingeniería involucran la modificación o el reemplazo de equipos a fin de reducir el nivel de ruido. Este tipo de control incluye el uso de herramientas de poco ruido, mantenimiento y lubricación de la maquinaria y los equipos (es decir, aceitar los cojinetes), colocación de una barrera entre el trabajador y la fuente de ruido, así como el aislamiento de ésta.

Los controles administrativos incluyen hacer cambios para aumentar la seguridad en el trabajo o en los horarios para reducir o eliminar la exposición del trabajador al ruido. Algunos ejemplos son operar las maquinarias de alto nivel de ruido durante los turnos que menos personal está expuesto, limitar el tiempo que un trabajador pasa junto a una fuente de ruido, establecer áreas de silencio donde los empleados puedan apartarse del ruido durante los descansos, así como controlar la exposición al ruido colocando el equipo ruidoso lo más alejado posible del trabajador.

Si los controles de ingeniería o administrativos no son posibles o no reducen adecuadamente los niveles de ruido, las regulaciones de la OSHA exigen el uso de equipos de protección personal contra el ruido. A los patrones se les exige suministrar protectores auditivos a todos los trabajadores expuestos durante ocho horas a niveles de ruido de 85 dBA o mayores, sin cargo alguno para el empleado. A los empleados se les permitirá seleccionar entre diferentes tipos de protección auditiva, incluyendo al menos un tipo de tapón para los oídos y un tipo de orejeras. La protección suministrada debe ser cómoda de usar y brindar suficiente protección para evitar la pérdida de la audición.

La OSHA también exige a los patronos proveer un ajuste inicial correcto de los protectores auditivos y reemplazarlos de ser necesario. Siempre que ocurra un cambio en las condiciones de trabajo, el patrono está obligado a reevaluar la idoneidad de la protección auditiva, de modo que suministre protectores auditos más eficaces al aumentar el nivel de ruido.

A los patrones se les exige instruir a los empleados en el uso adecuado de los protectores auditivos, al menos una vez al año. La OSHA ha determinado que los trabajadores de la construcción que entienden los motivos del programa de conservación de la audición y la necesidad de proteger su audición estarán más motivados a usar los protectores. La capacitación debe incluir:

• Los efectos del ruido

• El objetivo, las ventajas y desventajas de los diferentes tipos de protectores auditivos

• La selección, ajuste y cuidado de los protectores auditivos

• El objetivo y los procedimientos de las pruebas audiométricas

La OSHA suministra diferentes tipos de publicaciones o herramientas electrónicas (eTools) en su sitio web a fin de mostrar a los empleadores la manera de desarrollar un programa integral de conservación de la audición en www.osha.gov.

Pasos que pueden dar los empleados

El uso de protectores auditivos es bajo entre los trabajadores de la construcción de los Estados Unidos en parte porque las comunicaciones necesarias y los carteles de advertencia quedan cubiertos por otros, lo cual puede ser peligroso. Pero la exposición a altos niveles de ruido también es peligrosa. Es necesario que los trabajadores participen activamente en la protección de su audición:

Haciendo del área de trabajo un lugar con menos ruido. Coloque las fuentes de ruidos altos, como compresores y generadores, lo más alejadas posible de las áreas de trabajo. Colocar láminas de plywood o de plástico alrededor de la maquinaria ayudará a cubrir el ruido.

Reduciendo el tiempo que se pasa alrededor del ruido alto. Cuando sea posible pida que se le rote de un trabajo ruidoso a otro más silencioso y tome sus descansos lejos del ruido.

Usando protección auditiva que sea fácil de poner y de quitar. Algunos cascos tienen orejeras para la protección auditiva que pueden quitarse cuando no las necesita.

Haciéndose un reconocimiento auditivo anual. Pida que le hagan al menos una prueba estándar con tonos puros. Dígale al examinador que su trabajo es ruidoso, de modo que sepa que usted podría haber perdido alguna capacidad auditiva.

Verificando la eficacia de los protectores auditivos. Verifique el sello de espuma que rodea el oído en las orejeras, los rebordes de los tapones de goma para los oídos y el cuerpo de los tapones de espuma, todos los cuales pueden perder elasticidad. También la banda de la cabeza de las orejeras puede estirarse y no brindar más un ajuste firme. Cuando sea necesario, es responsabilidad de su patrón asegurar el reemplazo de la protección auditiva que usted usa y pagar por una nueva.

Los peligros de no utilizar protectores auditivos

El ruido se mide en decibeles (dBA) y un pequeño cambio en los decibeles da como resultado un enorme cambio en la cantidad de ruido y en el posible daño a la audición. La mayor parte de los ruidos en los sitios de construcción provienen del uso de herramientas y equipos. Algunos niveles típicos de ruido son:

Herramientas y equipos Algunos niveles típicos
Martillo cincelador neumático 103-113 dBA
Martillo perforador 102-111 dBA
Cortadora de juntas de hormigón  99-102 dBA
Rodillo de asfalto  93-100 dBA
Bulldozer  93-96 dBA
Apisonadora  90-96 dBA
Sierra eléctrica portátil 88-102 dBA
Martillo 87-95 dBA
Cavadora frontal 86-94 dBA
Retroexcavadora 84-93 dBA
Medidos según la actividad constructiva Niveles típicos
Encofrado 94-99 dBA
Instalación de varillas 88-90 dBA
Enmarcado 87-96 dBA
Albañilería 84-97 dBA
Pavimentación 84-92 dBA
Carpintería 82-94 dBA

 

Diez maneras de reconocer la pérdida de audición

Las siguientes preguntas le ayudarán a determinar si usted necesita que un profesional médico le evalúe su audición:

  • ¿Tiene problemas al escuchar cuando habla por teléfono?
  • ¿Tiene problemas para seguir una conversación cuando dos o más personas hablan al mismo tiempo?
  • ¿Los demás se quejan de que usted sube demasiado el volumen de la TV?
  • ¿Tiene que esforzarse para entender una conversación?
  • ¿Tiene problemas para escuchar en un entorno ruidoso?
  • ¿Le pide a los demás que le repitan lo que le dicen?
  • ¿Las personas con quienes conversa parecen hablar entre dientes (o no expresarse claramente)?
  • ¿Entiende mal lo que otros le dicen y les responde inadecuadamente?
  • ¿Tiene problemas para entender lo que hablan las mujeres y los niños?
  • ¿Los demás se molestan porque usted no entiende lo que ellos le dicen?

Si respondió “sí” a tres o más de las preguntas, quizás necesite ver a un otorrinolaringólogo o a un audiólogo, para hacerse una evaluación auditiva. Este material es solo para su información general y no pretende darle un diagnóstico ni ofrecerle un tratamiento.

Mensajes patrocinados