Seguridad alrededor de la electricidad

Los equipos y materiales nunca deben acercarse a menos de 10 pies de las líneas eléctricas.

No lo dude ni un segundo: la electricidad puede ser mortal. Los electricistas, pintores, obreros, carpinteros, trabajadores de mantenimiento, reparaciones y de otros oficios, trabajan todos bajo riesgo eléctrico. Para su protección y la de sus empleados, debe aprender a reconocer, evaluar y controlar los peligros, como es el caso de los cables eléctricos aéreos, las conexiones a tierra deficientes, los circuitos recargados y el aislamiento defectuoso.

La electricidad viaja por un circuito cerrado y si alguien accidentalmente entra a formar parte de ese circuito eléctrico, la corriente fluye por su cuerpo y puede sufrir una descarga eléctrica y graces quemaduras. La gravedad de la descarga depende de la cantidad de corriente que fluya por el cuerpo, el camino que siga la corriente por el cuerpo, el tiempo que el cuerpo esté en el circuito, el voltaje y la cantidad de humedad en el ambiente. Los efectos pueden variar desde un cosquilleo hasta quemaduras graves y un infarto cardiaco.

Los riesgos eléctricos pueden evitarse si se sigue el Código Nacional para Electricidad, NFPA 70, y la Norma para la Seguridad Eléctrica en el Lugar de Trabajo, NFPA 70E, desarrollados por la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (NFPA). Las normas de electricidad de la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA) se basan en lo establecido por la NFPA.

Eluda los cables eléctricos aéreos

El resultado de tocar un cable aéreo de corriente con una escalera, un andamio o alguna pieza de un equipo puede ser la electrocución. Revise en el plano de su lugar de trabajo la ubicación del tendido eléctrico y busque líneas de corriente ocultas entre los árboles. Los equipos y materiales nunca deben acercarse a menos de 10 pies de las líneas eléctricas. Los conductores de alto voltaje requieren una distancia e 18 pies. Considere el largo de la escalera y el área de inclinación que requiere la escalera. Mida desde el final de su alcance e incluya la punta de cualquier objeto que esté portando.

Nunca use escaleras de metal cerca de líneas de corriente aéreas activas, use en su lugar las escaleras aprobadas por el Instituto Nacional Americano de Normas (ANSI). Siempre baje la escalera y llévela horizontalmente cuando se mueva. Pida asistencia a la compañía local de electricidad si debe hacer un trabajo muy cerca de líneas de corriente aéreas activas.

Consejo

Tenga cuidado al reemplazar tuberías de metal con plásticas en una renovación. Hay sistemas eléctricos cuya conexión a tierra es a través de las tuberías que sirven como una vía continua a tierra. Cuando se usan tuberías de plástico, la conexión a tierra se interrumpe por un material no conductor, lo que puede causar electrocuciones e incendios.

Asegure la conexión a tierra apropiada

Las partes metálicas de un sistema de cableado eléctrico que se tocan (tomacorrientes, lámparas de techo, conductos, etcétera) deben tener una conexión a tierra y 0 voltios. Si no hay una vía segura a tierra para las pérdidas de corriente, las partes metálicas expuestas de los electrodomésticos dañados pueden activarse.

Un interruptor de circuitos de fallas a tierra, o GFCI, protege contra las descargas peligrosas detectando diferencias entre dos cables del circuito y apagando la corriente.

Busque GFCI ausentes, dañados o mal cableados y pruebe los GFCI regularmente. Si el circuito no se apaga, el GFCI está defectuoso y hay que reemplazarlo. Siempre enchufe las herramientas eléctricas portátiles en un poste temporal de corriente protegido con un GFCI o un generador protegido con un GFCI, o use un cable de extensión para GFCI.

Los equipos deben tener también conexión a tierra si están dentro de los 8 pies verticalmente y 5 pies horizontalmente del piso, ubicados en un área mojada o húmeda y no aislada, o conectados a una fuente de corriente por un cable y un enchufe que no tengan aislamiento doble.

Evite sobrecargar los circuitos eléctricos

Cuando hay demasiados dispositivos enchufados a un circuito, los cables pueden recalentarse. Un dispositivo de protección contra sobrecargas como un interruptor de circuito o una caja de fusibles evita que esto suceda, porque abre inmediatamente el circuito si detecta un exceso de la tasa de corriente del equipo o de los cables. Este exceso de corriente puede ser provocado también por un cortocircuito o un equipo con fallas. Investigue la causa y arregle el problema antes de seguir trabajando.

Use el cable correcto

Si el calibre del cable es muy pequeño para la corriente que debe conducir, se recalentará y creará un peligro de electricidad. Prevenga una sobrecarga seleccionando el tamaño y el tipo de cable correctos, con el aislamiento apropiado para el voltaje y el entorno. Busque si hay daños en el aislamiento; las partes metálicas expuestas pueden activarse si un cable vivo las toca.

Si se usa una extensión, escoja una con la capacidad suficiente para la herramienta que se use. Un cable de poca capacidad puede recalentarse y provocar una caída de voltaje y de la potencia de la herramienta. Inspeccione el aislamiento de los cables de extensión para ver si tienen daños, un corte pudiera fácilmente provocar una chispa y un incendio. Nunca use un cable que se sienta caliente o tenga algún tipo de daño. Use solamente las extensiones de tres alambres diseñadas para trabajos fuertes (marcadas con una S en la envoltura).

Desactive siempre los circuitos eléctricos

Apague siempre los circuitos de las instalaciones eléctricas cuando esté trabajando y pruébelos antes de empezar a trabajar. Asegúrese de que todas las fuentes de energía estén cerradas bajo llave y con etiquetas antes de hacer algún trabajo en un circuito o dispositivo eléctrico. Incluso los circuitos eléctricos de bajo voltaje deben apagarse en la caja de interruptores y cerrarse con candado en la posición de apagado.

Use y mantenga las herramientas apropiadamente

NFPA 70E requiere que los trabajadores usen herramientas con aislante dentro de los contornos de aproximación limitada. Inspeccione las herramientas por si tienen grietas en la carcasa, hendiduras, partes faltantes o rotas y contaminación. Las herramientas con daños deben ser retiradas de servicio y etiquetadas.

Las herramientas eléctricas con exterior de metal o una sola capa de aislamiento deben tener un tercer cable de tierra y un enchufe de tres espigas. Las herramientas de doble aislamiento con dos capas de aislamiento y sin partes metálicas expuestas ofrecen protección contra descargas sin la necesidad de una tercera conexión a tierra.

Los peligros de un entorno mojado

El agua, e incluso el sudor, pueden actuar como conductores de la electricidad. No trabaje en circuitos ni use equipos eléctricos en áreas húmedas o mojadas. Para prevenir riesgos eléctricos, cubra los pisos mojados con tablas de maderas que puedan mantenerse secas. Utilice calzado con aislamiento y mantenga las manos secas cuando enchufe y desenchufe cables eléctricos.

Contornos de aproximación por descargas

Hay tres contornos de aproximación por descargas (limitados, restringidos y prohibidos) definidos por NFPA 70E.

  • Un contorno de aproximación limitada sólo debe ser cruzado por personas calificadas (a una distancia de la parte viva). No deberán cruzarlo las personas no calificadas a menos que vayan acompañadas por una persona con calificación.
  • Un contorno de aproximación restringida sólo debe cruzarse por personas calificadas (a una distancia de la parte viva). Debido a su proximidad al peligro de una descarga, se requiere el uso de técnicas y equipos de protección contra descargas para cruzarlo.
  • Un contorno de aproximación prohibida sólo debe cruzarse por personas calificadas (a una distancia de la parte viva). Cuando se cruce por una parte corporal o un objeto, requiere la misma protección que si se hace un contacto directo con una parte viva.

La Subparte S 29 CFR 1910 de OSHA define a una persona calificada como aquella que ha recibido capacitación para reconocer y evitar peligros eléctricos cuando trabaje en o cerca de partes activas expuestas y tiene la autoridad para detener el trabajo si fuera necesario.

Quemaduras por electricidad

Las corrientes de más de 10 mA pueden paralizar los músculos, así que una persona no podrá soltar una herramienta, un cable u otro objeto. Las quemaduras causadas por la electricidad son quemaduras eléctricas, quemaduras de arco y quemaduras por contacto térmico. Las quemaduras eléctricas pueden ocurrir cuando una persona toca cables eléctricos o un equipo mal usado o con mantenimiento deficiente. Las quemaduras de arco son el resultado de una ráfaga de arco, una condición que ocurre cuando hay fuertes voltajes de alto amperaje en un espacio entre conductores y la corriente viaja por el aire, produciendo una descarga eléctrica luminosa y temperaturas de hasta 30,000 grados F. Las quemaduras térmicas pueden suceder cuando la electricidad inflama una mezcla explosiva de materiales en el aire. Esta ignición puede resultar de una acumulación de vapores, gases o polvos combustibles.

 

Entradas relacionadas