Trabajar con asfalto caliente | Constru-Guía al día
Trabajar con asfalto de manera segura

Trabajar con asfalto caliente de manera segura

Trabajar con asfalto caliente de manera segura

El asfalto se calienta entre 250 y 325 grados Fahrenheit para pavimentar, y puede sobrepasar 450 grados al utilizarse en techos, de modo que las quemaduras son un riesgo obvio. El uso del equipo de protección personal (PPE) es fundamental.

Para saber cómo trabajar con asfalto caliente de manera segura, es necesario conocer un poco más sobre el asfalto. El asfalto o “chapapote” es una sustancia negra pegajosa hecha de petróleo crudo y se usa para pavimentar, techar e impermeabilizar, así como en algunos productos de pegamentos. (Frecuentemente se confunde al asfalto con alquitrán de hulla, también conocido como “alquitrán”, pero el alquitrán de hulla se obtiene de la hulla, no del petróleo, de modo que los peligros son diferentes.)

El asfalto se fabrica en formas sólida o semisólida y antes de usarse se mezcla con solventes peligrosos, incluyendo estireno, nafta, tolueno y xileno. El estireno, por ejemplo, es muy tóxico y puede causar daños a los nervios. Además de las sustancias químicas tóxicas, se añade roca triturada y arena como agentes aglutinantes, adhesivos y endurecedores. El polvo de roca triturada puede contener asbestos o sílice y ambos pueden causar enfermedad pulmonar.

Trabajar con asfalto caliente

El asfalto se calienta entre 250 y 325 grados Fahrenheit para pavimentar, y puede sobrepasar 450 grados al utilizarse en techos, de modo que las quemaduras son un riesgo obvio. El uso del equipo de protección personal (PPE) es fundamental.

Evite en todo momento el contacto directo con la piel y póngase guantes de aislamiento térmico. Los solventes del asfalto pueden atravesar el algodón o los guantes de piel. Póngase overoles o camisa de manga larga y pantalones sin dobladillos. Mantenga cerrado el cuello de su camisa y bajadas las mangas. Finalmente póngase calzado de seguridad con punta de acero y máscara.

Si llegara a ponerse en contacto con el asfalto caliente, enjuague con agua el área afectada durante al menos 15 minutos y procure atención médica adecuada según la gravedad de la quemadura. No coma, beba ni fume mientras trabaja con asfalto caliente. Lávese completamente las manos antes de tocarse la cara o los ojos, y asegúrese de no introducir en su boca algo que esté contaminado.

Además del riesgo de quemaduras e irritación en la piel, los vapores emanados de trabajar con asfalto caliente representan un riesgo serio. El asfalto caliente puede producir varios gases tóxicos, incluyendo sulfuro de hidrógeno y varios agentes cancerígenos. Como mínimo, tales vapores pueden provocar tos, garganta irritada e irritación en los pulmones. Una exposición prolongada puede llevar a reacciones alérgicas, enfisema, bronquitis, asfixia y hasta la muerte.

Use el sentido común para evitar respirar tales vapores peligrosos. Si está cerca del asfalto caliente, manténgase de espaldas al viento en la medida de lo posible y nunca acerque la cabeza a un recipiente con la mezcla ni se incline sobre un hervidor. No trabaje con asfalto en un entorno cerrado. Siempre que los vapores sean inevitables, use el respirador adecuado, no una máscara antipolvo. Asegúrese de que el respirador esté funcionando adecuadamente antes de usarlo.

Para determinar los posibles riesgos asociados con los materiales de asfalto con los que trabaja, lea la Hoja de Datos sobre Seguridad de los Materiales (MSDS). La MSDS le explicará los riesgos y las medidas de prevención adecuadas para las sustancias y productos químicos con los que usted trabaja y se ha desarrollado para todos los materiales con los que el personal puede entrar en contacto, independientemente del riesgo potencial.

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) exige manipulación adecuada y medidas preventivas para evitar lesiones y enfermedades. OSHA limita la exposición al asfalto a 5 miligramos de vapores de asfalto por cada metro cúbico de aire, promediados en turnos de ocho horas para todos los trabajadores que pudieran estar expuestos. A esto se le llama Límite de Exposición Permisible (PEL). Si usted trabaja con los variados solventes o agentes químicos mencionados anteriormente, el PEL es mucho más bajo, y en tales casos quizás solo un respirador no sea adecuado. Si necesita ayuda para determinar el PEL o qué tipo de equipo de protección personal o PPE necesita, comuníquese con la oficina de OSHA de su zona.

El fuego es el último riesgo primario que puede presentarse al trabajar con asfalto caliente. Los vapores producidos mientras se mezcla o se calienta el asfalto son inflamables y, en algunos casos, explosivos, de modo que entre las precauciones básicas se incluye no fumar, soldar, ni cualquier otra actividad que pudiera originar chispas. Mantenga el área de trabajo bien ventilada para que los vapores no se acumulen, y siempre tenga a mano extintores de incendio.

—Por Bruce Webb










Mensajes patrocinados


Productos Destacados