Instalar molduras en un techo abovedado - Constru-Guía al día

5 pasos para instalar molduras en un techo abovedado

Las molduras decorativas tradicionales se instalan de manera horizontal, por lo que angularlas hacia arriba para acomodarse a un techo abovedado hace que las molduras se vean entrecortadas, desorganizadas y produzcan confusión. Una solución para instalar molduras en un techo abovedado es “volar” la moldura decorativa, que se instala de manera horizontal varios pies por debajo de la altura del techo. La línea recta crea un patrón triangular en el espacio entre los bordes decorativos y la parte alta del techo.

Las molduras voladas también crean la apariencia de un espacio más íntimo. Hacen que la habitación se sienta más acogedora porque detienen la pintura de la pared a los 8 ó 9 pies, lo que produce la sensación de un techo más bajo.

.

Aquí le mostramos cómo instalar molduras decorativas voladas:

1. Pinte la pared antes de instalar la moldura decorativa. Puede detener la pintura en la línea de bóveda: el punto en el que el techo se encuentra con las paredes, que es donde la moldura correrá horizontalmente alrededor de la habitación. Para mantener el efecto dramático del techo angulado, pinte el techo de un color contrastante si la pendiente es baja. Si la habitación tiene un techo alto que no es abovedado, pinte la pared de arriba de la moldura del mismo color que la pared abajo de la moldura.

2. Debido a que el techo estilo catedral no es plano, no existe una superficie segura para colocar la parte superior de la moldura decorativa. Así que para instalar molduras en un techo abovedado usted tendrá que crear una base de apoyo. Mida el ángulo del techo a la pared y corte varias tiras largas de madera en ese ángulo; probablemente será de menos de 45 grados. Móntelos en la pared alrededor de toda la habitación. Sin estos bloques de madera, la moldura quedaría suelta.

3. La parte superior de la moldura decorativa descansará nivelada en la intersección de la pared y el techo, no sobre el techo. En otras palabras, la parte superior de la moldura quedará suelta, mientras que la parte inferior estará sujetada a los bloques angulados. Por eso el nombre de “volada”.

4. En las esquinas interiores, los bordes ingleteados de la moldura tampoco tienen soporte alguno. Una solución es cortar pequeñas cuñas de trozos de madera remanentes e insertarlos a presión detrás de las molduras en las esquinas. Inserte un par de clavos de pasador para sostener el bloque en su lugar.

5. Si la moldura termina en una esquina exterior en vez de darle toda la vuelta a la parte superior de una habitación, adorne el extremo final con un remate decorativo. Un remate decorativo es una caja decorativa que complemente el estilo de la moldura. Le da a la moldura una razón para detenerse, en vez de detenerse en un simple remate colgado que a veces da la sensación de que el diseño quedó sin terminar. Además, añade un punto focal y dramático.

− Por Sharon O’Malley