Causas de lesiones al usar pistolas de clavos | Constru-Guía al día
pistolas clavos

Causas de lesiones al usar pistolas de clavos

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) reconoce siete factores de riesgo principales que comúnmente causan lesiones al usar pistolas de clavos. Entender cómo ocurren y cómo se evitan las lesiones al usar pistolas de clavos le ayudará a usar una pistola de clavos de manera segura y a prevenir accidentes de trabajo.

Evite lesiones al usar pistolas de clavos

Si usa la clavadora para clavar oblicuamente o en una posición difícil, presione primero la punta de seguridad de contacto contra la superficie de trabajo y luego apriete el gatillo. Esto facilita la colocación cuidadosa de un clavo y minimiza el riesgo de que rebote o reviente.

Doble disparo

Ocurre con la descarga por contacto. Puede ocurrir un segundo disparo no intencionado de una manera tan rápida que el usuario no puede reaccionar y soltar el gatillo. Esto es común cuando se trata de colocar con precisión la punta de seguridad de contacto contra la superficie de trabajo, presionando fuerte la herramienta para compensar el retroceso, o trabajando en una posición difícil en la que la clavadora no tiene suficiente espacio para retroceder (entre las vigas de pared, por ejemplo).

Golpear accidentalmente la punta con el gatillo apretado.

Esto sucede con la descarga por contacto o por actuación única. Puede parecer natural llevar una pistola de clavos agarrándola con cuatro dedos por el mango y un dedo en el gatillo, pero así es fácil causar una lesión. Imagínese qué fácil sería golpear su pierna con la punta de seguridad de contacto mientras baja una escalera o tropezar con un colega al doblar una esquina. Si el gatillo está apretado se disparará un clavo.

Clavos que revientan al atravesar la superficie de trabajo

Una de las lesiones al usar pistolas de clavos es la que se presenta cuando un clavo revienta al colocarse cerca de un nudo u otra obstrucción dura que esté en la madera (tal como otro clavo). Los clavos que revientan pueden lesionar la mano del trabajador o convertirse en un proyectil.

Rebote de clavos

Es similar a un clavo reventado pero el clavo no penetra la superficie sino que rebota y golpea la mano del trabajador o se convierte en un proyectil. El rebote de clavos ocurre más frecuentemente al clavar maderas duras densas y vigas laminadas, o al clavar alrededor de herrajes de armazones de metal.

No darle a la superficie de trabajo

Cuando la punta de la pistola de clavos no hace contacto completo con la superficie de trabajo, el clavo disparado puede convertirse en un proyectil. Este tipo de accidente es común al clavar cerca del borde de la superficie de trabajo, como una lámina superior de pared. Es un suceso común al clavar a través de plywood o tablero de partículas orientadas (OSB) sin darle a la viga situada detrás (el clavo penetra completamente a través de la lámina y se convierte en un proyectil al otro lado).

Clavar en una posición difícil

Este tipo de lesiones al usar pistolas de clavos suceden con todos los tipos de descarga, pero resulta de particular interés en la descarga por contacto y por actuación simple. Cuando se trabaja en una posición difícil, la herramienta y el culatazo son más difíciles de controlar, por lo que aumentan las posibilidades de que ocurra una lesiones al usar pistolas de clavos. Ocurre comúnmente al clavar oblicuamente por encima del hombro en lugares angostos, usando la mano no dominante o en dirección a sí mismo.

Ignorar los mecanismos de seguridad

Se nos puede ocurrir hacer algo más rápida o fácilmente al inutilizar ciertas funciones del gatillo o de la punta de seguridad de contacto, o a veces un mecanismo de seguridad puede desgastarse y no operar adecuadamente. Ambas situaciones pueden provocar lesiones al usar pistolas de clavos.

Cómo usar pistolas de clavos

  • Conozca su pistola de clavos.
  • Cuando se prepare para usar una pistola de clavos, nunca permita que algo toque o golpee el gatillo hasta que usted esté listo para disparar.
  • Nunca dispare una pistola de clavos mientras esté apuntando a alguna parte de su cuerpo. Si necesita sujetarse a la superficie de trabajo mientras está clavando, mantenga su mano al menos a 12 pulgadas de la pistola de clavos.
  • Antes de apretar el gatillo, asegúrese de saber qué hay al otro lado de lo que está clavando.
  • Al usar pistolas de clavos, póngase siempre el equipo de protección persona.
  • Desconecte siempre el suministro de aire de la pistola de clavos al cargar, descargar o sacar un clavo atascado.

Considere establecer un límite para empleados nuevos e inexpertos a las pistolas de clavos con descarga secuencial completa hasta que pueda evaluar completamente sus habilidades con la herramienta.