Instalar un backsplash en una ducha de baldosines - Constru-Guía al día

Cómo instalar un backsplash en una ducha de baldosines

Una ducha  embaldosinada. Aceptémoslo, en algún punto durante la fase de remodelación de una casa, todos los baños son candidatos para renovar su imagen. Y cuando de renovar la imagen de un baño se trata, nada ayuda más que instalar un backsplash en una ducha de baldosines.

El otro beneficio de instalar un backsplash en una ducha de baldosines es que se previenen los daños causados por el agua. El agua puede ser un enemigo difícil de controlar. Los daños por fugas pueden crear vulnerabilidades en las paredes embaldosinadas. Pero si lo hace bien, ese backsplash no sólo se verá bien, sino que hará que su baño dure más tiempo. Si la ignora, lidiará con moho, grietas y desmoronamientos hasta que la única opción sea reemplazarla.

Cuando comience a pensar en instalar un backsplash en una ducha de baldosines, existen una variedad de opciones de donde elegir, incluyendo baldosas/mosaicos nuevos, kits de revestimiento de plástico para la bañera y paneles de superficie sólida que requieren de una instalación profesional. A continuación, le damos algunos pasos a seguir como guía para su proyecto de instalar un backsplash en una ducha de baldosines:

Paso 1: Preparación

Retire los accesorios del grifo y la boquilla. Comience levantando la tapa de la manija del grifo y luego quite el tornillo de la manija.

Después de haberlo quitado, prepare adecuadamente la pared de la ducha. Aunque hay veces en las que usted puede hacer la instalación sobre las baldosas existentes, es mejor quitar las baldosas viejas. Y el área de las baldosas viejas debe ser más pequeña que el kit. Construya la pared de alrededor al nivel de la baldosa, generalmente con tablarroca de 1/4 de pulgada.

Coloque cartón sobre el piso de la bañera para protegerla. Póngase las gafas de seguridad y luego, comenzando en la parte superior, inserte una barreta pequeña de aproximadamente 1/8 de pulgada por debajo del borde de cada mosaico.

Aunque es posible que las baldosas de abajo se desprendan de la tablarroca, las baldosas de arriba estarán bien adheridas. Tal vez tenga que romper baldosa por baldosa y arrancar los pedazos de la pared. En algunos casos, es posible que tenga que cortar la tablarroca y arrancarla en trozos, y luego colocar un nuevo panel de tablarroca o de respaldo para instalar sobre él el nuevo material.

Luego, aplique la membrana a prueba de agua sobre el panel de respaldo o backerboard para garantizar que el agua no se filtre y cause daños. Con ayuda de un rodillo o brocha, aplíquelo como si fuera pintura.

Paso 2: Diseño

Una vez que haya quitado las baldosas antiguas y preparado las paredes de la ducha, podrá comenzar a instalar las nuevas baldosas. Asegúrese de haber tomado bien las medidas y de tener suficientes baldosas para el proyecto. Como con cualquier proyecto de baldosas, debe tener al menos un 10 por ciento más de material a la mano para reemplazar las piezas que se desperdician al hacer cortes o cometer errores.

Comience con la segunda hilera de abajo hacia arriba de la ducha para asegurarse de que todo esté a escuadra. Asegúrese de que la hilera superior contenga baldosas completas verticales Mida una tabla plana que sea de la misma altura de su proyecto y coloque las baldosas en el piso antes de colocarlas en la pared. De esta forma, eliminará cualquier posible problema y podrá elegir en dónde hacer los cortes en sus baldosas para crear su diseño. Use espaciadores cuando haga esta prueba en seco para garantizar que las medidas sean precisas.

Una vez que haya determinado el punto de inicio, márquelo con un tablón nivelado que se extienda de la esquina inferior derecha a la esquina superior derecha. Esto le dará una base nivelada para la primera hilera de baldosas y lo ayudará a mantener todo en su lugar.

Luego, coloque las baldosas en el piso con ayuda de una tabla de la misma longitud que la pared en donde las va a instalar. Comenzando en el punto central, coloque las baldosas del centro a cada uno de los extremos. Tal vez tenga que cortar las baldosas cuando llegue a las esquinas.

Paso 3: Aplicación del mortero

Prepare el mortero, ajustando la mezcla hasta que la consistencia sea parecida a la de un puré de papas o mantequilla de maní cremosa. Mezcle lo necesario para 30 minutos de trabajo.

Con la parte plana de una llana para baldosas, unte una capa de un cuarto de pulgada de mortero en el área en donde quiere colocar las baldosas. Asegúrese de que haya surcos marcados en el mortero y asegúrese de que no untar más mortero del que pueda usar en un periodo de 15 minutos. No debe dejar que el mortero fragüe, pues se reduce el nivel de adhesión.

Paso 4: Cortado de las baldosas

Con ayuda de un lápiz de cera, marque las líneas de corte en las baldosas que necesita recortar. Haga los cortes necesarios con ayuda de un cortador de baldosas o sierra para cortes en mojado. Si va a cortar con una

sierra, use una sierra para cortes en mojado con un baño de agua continuo para evitar generar polvo y respirarlo.

Paso 5: Instalación de los paneles

Oprima el panel firmemente contra la esquina hasta que se adhiera de un lado. Presione en el otro lado hasta que la cinta se adhiera y luego pase su mano sobre todo el panel, de arriba hacia abajo. Esto garantizará que el adhesivo entre en contacto total con la pared. Repita.

Paso 6: Impermeabilización

Con una pasta selladora adhesiva de látex, rellene el espacio entre las paredes y los paneles alrededor de todo su perímetro, incluyendo las partes superiores de los paneles. Para las juntas entre la bañera y el material que la rodea y para las uniones verticales, use un pequeño tubo de sellador de silicona blanca para baños y cocinas.

Al aplicar el sellador, sólo use la cantidad necesaria para rellenar la junta. No espere más de 45 segundos para alisarla con su dedo. Aplique una tira de 12 a 16 pulgadas, alísela y luego aplique la siguiente sección. Si ve que ha aplicado muy poca pasta selladora, espere varias horas para retocar y rellenar los espacios.