Cómo pintar pisos de concreto - Constru-Guía al día
Pintar pisos de concreto

Cómo pintar pisos de concreto

Pintar pisos de concreto es un proyecto de nivel avanzado que requiere de una preparación meticulosa.

Por Chris Haught

El concreto es una de esas superficies inusuales y de alto riesgo que, en algún momento, la mayoría de nosotros consideramos pintar. El concreto pintado más comúnmente es el de los pisos de los garajes y los sótanos. Las razones para pintar pisos de concreto es mejorar su apariencia y facilitar su mantenimiento y limpieza. Pero pintar pisos de concreto no es para principiantes.

Antes de pintar pisos de concreto, asegúrese de que la superficie permanezca seca durante casi todo el año. Si hay problemas con agua o incluso con un exceso de humedad en el área, pintar puede no ser la mejor idea.

Si el concreto es nuevo, asegúrese de que esté completamente curado antes de pintarlo. El tiempo de curado requerido estará basado en el tipo de mezcla usada cuando se vertió el concreto.

Preparación del concreto para la pintura

Pinte el perímetro con una brocha de corte

Pinte el perímetro con una brocha de corte, use un minirodillo para ampliar la línea de la brocha alrededor de los obstáculos y luego pase el rodillo más grande sobre el área principal de la superficie de concreto.

El primer paso para pintar pisos de concreto es asegurarse de que el concreto esté absolutamente limpio: barra y aspire a conciencia. Luego estará listo para preparar el concreto para la pintura. Esto se puede hacer de manera eficiente de dos formas: mecánica o químicamente.

La preparación mecánica requiere del uso de una lijadora o rectificadora vertical usando un grano muy grueso, abrasivos agresivos o incluso un aditamento de rueda de diamante para raspar la superficie de concreto. Es una tarea difícil que puede ser polvorienta. Necesitará protección para los oídos y un respirador de aire de cartucho con clasificación para el polvo.

La preparación química, también conocida como un baño ácido, es físicamente más fácil de hacer. Pero tiene sus riesgos. El químico tradicional usado para preparar el concreto es ácido muriático, uno de los químicos más peligrosos que se pueden comprar para uso residencial. Es un químico reactivo, lo que significa que puede dañar casi cualquier cosa que toca. Eso es lo que lo hace tan eficaz como un limpiador de concreto o mampostería. El ácido muriático penetra la superficie del concreto y elimina cualquier depósito mineral o desequilibrio químico presente, dejando una superficie decapada.

Existen sustitutos sintéticos para el ácido muriático que están empacados como limpiadores de concreto. A pesar de que son sintéticos, requieren de los mismos procedimientos de seguridad.

Cualquiera que sea el químico que use, es de suma importancia que lleve puesto un respirador de cartucho, se cubra toda la piel y que se asegure de no salpicar el químico.

El químico se mezcla con agua (busque los porcentajes de mezclado en el contenedor) usando ya sea una cubeta de 5 galones o un rociador de bomba como los que se usan en jardinería. Añada el ácido al agua que ya está en su cubeta, y no al revés, para evitar que salpique.

Cuidadosamente esparza el químico en el área usando un trapeador. Usted verá que la mezcla “burbujea” en el concreto, como si usted hubiera derramado soda. Pero eso es normal.

Generalmente, es mejor tratar el área por secciones, para que pueda mantenerla mojada. Idealmente, la preparación debe hacerse con dos personas. Una persona aplica el químico y la otra enjuaga completamente las secciones tratadas con agua de la manguera del jardín.

Si el ácido comienza a secarse antes de que se pueda enjuagar, se comienza a formar un residuo parecido al talco en la superficie que deberá enjuagar. Una vez que todo el piso ha sido tratado con ácido, enjuáguelo por última vez y use una escoba para sacar cualquier charco de agua que se haya quedado estancado en el área.

Deje que el concreto se seque por al menos 48 horas sin tráfico antes de proceder. Puede usar ventiladores de piso y calor para estimular el secado.

Si no puede comprometerse a preparar un área tan grande, no pinte el concreto. Remediar una capa de pintura mal puesta en el concreto por no haber preparado bien la superficie es difícil, inconveniente y costoso.

Cuando esté listo para pintar, necesitará un armazón de rodillo de 18 pulgadas, la cubierta del rodillo y una bandeja; una brocha de corte de 2½ pulgadas y un minirodillo de 6 pulgadas. Es básicamente una operación de brocha y rodillo. Pinte el perímetro con una brocha, use un minirodillo para ampliar la línea de la brocha y luego pase el rodillo más grande sobre el área principal de la superficie de concreto.

Selección de producto

Existen muchas buenas opciones de acabados de concreto. Para los pisos en sótanos, donde el tráfico peatonal y el desgaste general son los retos más grandes, usted puede usar un tinte acrílico para concreto sólido. Estos tintes pueden mezclarse para lograr casi cualquier color que quiera. Son fáciles de aplicar, tienen un olor relativamente tenue y son durables.

Para los pisos de garaje, en donde los vehículos estarán en la superficie, lo  mejor es usar un sistema de epóxido de dos partes de calidad industrial. Estos vienen en kits que incluyen una base y un endurecedor que por lo general se mezclan antes de la aplicación. Los epóxidos son un poco más gruesos y su aplicación es más lenta, y tienen un nivel de olor mucho más alto tanto durante la aplicación como durante los tiempos de secado y curado.

Cualquiera que sea el tipo de producto que elija, antes de usarlo asegúrese de seguir las instrucciones del fabricante sobre el tiempo que debe dejar curar el concreto.

Desecho de ácido muriático

Para los pisos de los sótanos use una pintura acrílica sólida para concreto.

Para los pisos en donde el tráfico peatonal y el desgaste general son los retos más grandes, use una pintura acrílica sólida para concreto.

Si queda ácido muriático después de la preparación, deséchelo. Conservarlo es demasiado peligroso.

Sin embargo, no debe verterlo en un colector pluvial, lavabo o inodoro, ni colocar un contenedor de ácido muriático cerrado en la basura. Para desecharlo, trate de reciclarlo. Muchas ciudades proporcionan zonas para el reciclaje de químicos peligrosos. Llame a su centro de reciclaje local para obtener más información.

Si no es posible reciclarlo, use cal para neutralizar el ácido muriático. En una cubeta grande, vierta tres a cuatro tazas de cal y añada un galón de agua. Mezcle con una pedazo de madera sobrante que más tarde pueda descartar. Luego, añada el ácido lentamente a la cubeta. Mantenga la cara volteada hacia el otro lado mientras vierte el ácido y use el equipo de protección personal (PPE, por sus siglas en inglés) que usó durante la aplicación. Mezcle hasta que la “efervescencia” del químico se haya detenido y  el ácido muriático se haya neutralizado. Puede que sea necesario añadir más cal. Ahora, el ácido completamente neutralizado puede verterse de manera segura en el lavabo o colector pluvial.

Chris Haught trabaja con RC Painting en Cedar City, Utah.








Click here to add a comment

Leave a comment: