Cómo reemplazar un umbral | Constru-Guía al día
reemplazar un umbral 2

Cómo reemplazar un umbral

reemplazar un umbral

Antes de comenzar a reemplazar un umbral, seccione el umbral viejo en dos lugares, teniendo cuidado de no cortarlo tanto que atraviese el subumbral debajo o el piso de dentro de la casa.

Si el umbral de una puerta exterior comienza a deteriorarse, pronto le seguirá el marco subyacente. Reemplazar un umbral de una puerta exterior es por lo general un trabajo bastante sencillo. Sin embargo, los umbrales de puertas de casas que han sido descuidados por años pueden tener subumbrales podridos, viguetas o montantes ablandados, e incluso infestaciones de insectos que pueden complicar el trabajo.

reemplazar un umbral 2

Tras marcar las muescas en ambos extremos cuidadosamente, córtelas con una sierra de vaivén y termine las secciones complicadas con un serrucho.

Antes de comenzar a reemplazar un umbral, tenga listo un umbral de reemplazo que sea al menos 1 pulgada más largo que el viejo para que pueda rebajarlo a la longitud exacta. El nuevo umbral debe ser lo más parecido posible al umbral anterior en cuanto al ancho, el grosor y el perfil.

reemplazar un umbral 3

Tras deslizar el umbral en su lugar debajo de los topes de la puerta, golpéelo suavemente con un martillo y un pedazo de madera sobrante para meterlo en su lugar. Cambie la posición del bloque y golpee el umbral uniformemente, de tal forma que ninguno de los extremos avance demasiado más que el otro.

Elimine la antepuerta y cualquier burlete que esté instalado en el umbral. Con ayuda de una sierra recíproca con una hoja de corte que tenga como mínimo la misma longitud de la profundidad del umbral, corte el umbral en dos lugares, cada uno aproximadamente a 10 pulgadas hacia adentro de cada jamba. Haga el corte cuidadosamente, con los dientes de la hoja casi paralelos a la superficie y observe la punta para evitar dañar el piso.

No complete el corte. Deténgase justo antes de que cualquier parte de la hoja atraviese el subumbral.

Use una barra plana para apalancar la sección de en medio, rompiendo a través de las muescas de la sierra que casi terminaron su recorrido de corte. Mueva los extremos de un lado a otro alejándolos de las jambas, de ser posible. Es probable que tenga que partirlos con un martillo y un cincel, pero tenga cuidado de no dañar los extremos de los topes de la puerta o del subumbral.

Examine la subestructura y reemplace la madera que esté podrida. Este es un buen momento para tratar esta sección con repelente de agua/conservador para maderas y/o un insecticida.

Instale una capa de tapajuntas con una membrana autoadhesiva como la que se usa para los detalles de los techados. Deje que el frente quede colgando lo suficiente para cubrir el borde superior del rodapié y doble el borde trasero, o el lado más cercano al interior de la puerta, hacia adentro para formar una especie de presa en contra de las infiltraciones de agua.

Márquelo, córtelo e instálelo

Coloque la muesca de uno de los extremos del umbral de tal forma que se ajuste alrededor de la jamba de la puerta. Corte cuidadosamente a lo largo de las líneas con una sierra de vaivén. Para colocar la muesca en el otro extremo, mida el ancho de la abertura y enganche su cinta a la sección correspondiente de la muesca y marque el otro extremo. Corte también esa muesca con una sierra de vaivén. Corte los “cuernos” del umbral para que queden a ras del contramarco.

Trate todos los extremos cortados del nuevo umbral con el mismo acabado y/o insecticida que la superficie de arriba.

Deslice el nuevo umbral en su lugar debajo de los topes de la puerta, y luego golpéelo suavemente con un martillo y un pedazo de madera sobrante para meterlo en su lugar. Golpéelo uniformemente de tal forma que en ningún momento ninguno de los extremos se introduzca mucho más que el otro.

Una vez que está bien pegado al contrapiso, instale las calzas de cedro debajo del centro de cualquiera de los extremos, pero no debajo de los “cuernos”. Arregle las calzas en pares para que el extremo delgado de una de ellas descanse en el extremo gordo de la otra, evitando así que el umbral se incline mientras lo calza.

Cuando el umbral se encuentre ajustado en contra de los topes y el contramarco, meta las calzas a presión hasta que queden a ras del subumbral. Exprima un poco de espuma selladora expandible debajo del umbral e inmediatamente coloque el rodapié debajo del tapajuntas y ajústelo contra el lado inferior del umbral. Atorníllelo al subumbral.

Para terminar la tarea de reemplazar un umbral, aplique una línea de sellador entre el umbral y cada uno de los topes de la puerta. Aplique una capa de pintura o barniz marítimo.








Comments are closed