La importancia de los respiradores y las mascarillas para polvo - Constru-Guía al día

La importancia de los respiradores y las mascarillas para polvo

Los nuevos estándares de sílice de la OSHA están forzando a los contratistas a aprender nuevas maneras de protegerse.

Por Michael Pallerino

Hunter Weekes conoce los riesgos. Después de casi 20 años en la industria de la construcción, no hay mucho que no haya visto o hecho en la obra, con muchas horas de experiencia acumuladas como superintendente y gerente de proyecto en numerosos proyectos de todos los tipos.

Weekes, un profesional con acreditación LEED y vicepresidente de Weekes Construction con oficinas en Greenville, S.C., dice que hoy por hoy, está tan enfocado en trabajar de manera segura como lo está en cumplir con los plazos y las exigencias del trabajo. Por eso, él prestó especial atención cuando la Administración de Salud y
Seguridad Ocupacional (OSHA) aprobó los más recientes estándares de sílice que entraron en
vigor el 23 de septiembre.

Weekes no está solo. De los casi 2.3 millones de trabajadores en los más de 600,000 lugares de trabajo existentes, la OSHA estima que aproximadamente 840,000 de ellos están expuestos a niveles de sílice cristalino respirable que exceden el nuevo límite de exposición permisible (PEL). Casi el 90 por ciento de esos trabajadores están empleados en la industria de la construcción.

Los nuevos y más estrictos estándares de la OSHA, uno para la construcción y el otro para la industria general y la marítima, ponen énfasis en la protección respiratoria. De acuerdo con investigaciones de la OSHA, inhalar polvo de sílice puede causar silicosis, una enfermedad pulmonar incurable que puede ser mortal cuando es demasiado grave. Exponerse demasiado al sílice, con el que los trabajadores entran en contacto a través de actividades como esmerilado, cortado y enarenado a presión de materiales como concreto, piedra y ladrillo, también puede causar cáncer de pulmón, insuficiencia renal y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Los nuevos estándares no hubieran podido ser implementados sin la presión ejercida por los funcionarios de la OSHA, quienes han abogado por su implementación por los últimos 20 años. Hoy, las reglas más recientes requieren que los empleadores ofrezcan capacitación a los trabajadores que se ven expuestos o que están en riesgo
de exponerse a niveles altos de polvo de sílice.

El respirador desechable Sperian Honeywell P100 Deluxe para la eliminación de plomo cumple con los requisitos para filtros de cara de la OSHA, EPA y HUD para la exposición de plomo.

El papel de los respiradores y las mascarillas para el polvo

Muchos creen que las nuevas reglas son de suma importancia para garantizar la seguridad de los trabajadores, “Primero, llevar puesto equipo de protección durante el trabajo es una de las maneras principales de evitar lesiones”, dice Weekes. “El simple hábito de utilizar y llevar puesto el equipo de seguridad, así como de inspeccionarlo rutinariamente, puede detener una lesión antes de que suceda”.

Weekes dice que los respiradores de partículas apropiados son una de las piezas de equipo de seguridad más importantes que se deben usar al trabajar en ambientes peligrosos. “El sílice y otros peligros comunes de la construcción pueden causar un daño permanente. Conocer cuál es la protección respiratoria adecuada y usarla de manera habitual puede ayudar a eliminar ese peligro”.

Antes de que se decretaran los nuevos estándares, el estándar existente requería que las partículas de polvo de sílice, que son 100 veces más pequeñas que los granos de arena, se limitaran a 250 microgramos por metro cúbico de aire en un promedio de ocho horas, que representa un turno de trabajo típico. El nuevo estándar reduce el límite a 50 microgramos en el mismo periodo.

La regla pone un gran énfasis en la importancia de los respiradores y las mascarillas, que pueden ser importantes aliados en la protección en contra de agentes que pueden ser insidiosos. Es el tipo de peligro que ha capturado la atención de Evan Patrick, un instalador de mármol para Brick and Allied (BAC) Local 8 Southeast en Atlanta. Patrick dice que los efectos del sílice son evidentes en un excolega, quien comenzó a sufrir los inicios de la silicosis después de años de exponerse al polvo en el trabajo, lo que cambió su postura ante la importancia de la prevención
a la exposición del polvo de sílice.

“Me dijo que los trabajadores siempre deben de llevar puesta una mascarilla, sin importar lo que diga la gente o las reglas”, dice Patrick. “El estándar de la OSHA cubre lo mínimo. Algunos contratistas tienen estándares más altos. Los contratistas le pedirán que al menos lleve puesta una mascarilla. Si debe usar un respirador, entonces se tienen que hacer pruebas, por lo que es un proceso. Pero exponerse a sílice es realmente algo grave”.

Y eso es lo que todo trabajador que entre en contacto con cualquier tipo de polvo o partículas debe entender. “Lo que pasa es que uno no se da cuenta que está expuesto hasta que es demasiado tarde”, dice el Dr. Gary Orris, un médico con 30 años de experiencia en medicina familiar y atención médica en salas de emergencia y de traumatología. “Algunos agentes, como el asbesto, pueden no afectarlo por años. Si trabaja en el mismo tipo de ambiente de manera regular, estos químicos se van acumulando, y el riesgo se magnifica. Dependiendo del lugar de trabajo y de las posibles toxinas o agentes que se encuentren en el aire, es probable que los trabajadores tengan que usarlas todo el tiempo mientras estén en el lugar de trabajo”.

Con diferentes niveles de agentes insidiosos vienen diferentes opciones de protección. Los estándares más recientes de la OSHA hacen responsable al profesional de la identificación de cualquier posible agente tóxico y de asegurarse de tener la mascarilla/el respirador apropiado para el proyecto en cuestión. Existe un riesgo inherente para aquellos que no cumplen con la regla, incluyendo una multa máxima de $12,675 por una violación grave o de otro tipo; $12,675 por día después de la fecha límite de eliminación si se comete una violación al no eliminar el peligro; y $126,749 por haber repetido la violación o por una violación intencional.

Qué puede hacer

La regla no es específica en cuanto al tipo de respirador que debe usarse en una situación que involucre sílice, pero ofrece a cambio una serie de reglas sobre cómo controlar la exposición a esa sustancia y luego cómo determinar la manera en que se continuará trabajando con el equipo de protección personal (PPE) apropiado para la situación específica.

Si un contratista no puede eliminar completamente el polvo del aire, puede usar un respirador para ayudar a mantener el sílice suspendido en el aire fuera de sus pulmones y monitorear el contenido de aire de los lugares de trabajo que contienen sílice. Si usa un respirador por 30 días o más en el año, también se requiere que se someta a evaluaciones médicas.

Usar un respirador apropiadamente incluye considerar factores como asegurarse de que la persona estén bien rasurada, lo que le permitirá crear un sello apropiado en su cara. También deberá recibir capacitación, someterse a pruebas de salud y recibir autorización médica para usar el respirador.

Debido a que es más difícil respirar con el aparato, tener un problema cardíaco, y otras enfermedades, pueden hacer más peligroso su uso. Usar el dispositivo de manera consistente y apropiada es de suma importancia.

Dicho esto, es importante notar que cuando el periodo de exposición dura más de cuatro horas al día y, dependiendo de las condiciones en interiores y exteriores, usar un respirador puede ser un requisito, incluso si el contratista está usando un recolector de polvo o sistema de entrega de agua.

Los respiradores HDX N95 pueden usarse cuando hay un Factor de Protección Asignado (APF) de 10 y ofrecen material de filtrado de alta calidad con carga electroestática y una baja resistencia a la respiración.

Haga su tarea

Es importante que el profesional se eduque en cuanto a la selección y el uso de los respiradores. Por ejemplo, cuando las reglas requieren el uso de un respirador, y hay un Factor de Protección Asignado (APF) de 10, se puede usar un respirador HDX N95, dice Elizabeth Rogers, comercializadora de desarrollo de productos
para The Home Depot.

El APF describe el nivel de protección respiratoria para el lugar de trabajo que se espera que un respirador o una clase de respiradores proporcione a los empleados cuando el patrón implementa un programa de protección respiratoria continuo y eficaz.

El HDX N95 cuenta con cintas para la cabeza soldadas ultrasónicamente, lo que elimina la necesidad de usar cintas engrapadas. “Esto reduce la irritación en la cara”, dice Rogers. “Tiene un material de filtro de alta calidad cargado electroestáticamente para ofrecer una baja resistencia al respirar. Esto hace que el respirador sea más cómodo para el usuario”.

El respirador hecho con 100 por ciento látex también está diseñado para garantizar la compatibilidad con gafas y gogles y ofrece una pieza de aluminio para la nariz para un ajuste apropiado. También tiene una válvula de exhalación para mejorar la respiración en condiciones calientes
y húmedas.

Honeywell responde al llamado con el respirador desechable Sperian P100 Deluxe, que está diseñado para cumplir con los estándares de la OSHA, la EPA y HUD. La pieza de filtración para la cara está diseñada para trabajar en operaciones de eliminación de plomo, adhesivos, agricultura, soldaduras fuertes, operaciones polvosas operaciones industriales generales, de amolado, cortado de metal, vertido de metal, lijado, soldado y de barrido.

Diseñada para ser usada todo el día, la P100 tiene un reborde que se ajusta a la forma natural de la cara del usuario y la sella. Ofrece una eficiencia de filtración del 99.97 por ciento de partículas a base de aceite y que tienen base de aceite (a diferencia de la N100, que protege solo en contra de partículas que no son a base de aceite).

Como con todo en el gremio de la construcción, todo se reduce a la capacitación. En el caso del profesional, es él el que tiene que tomar las riendas de su educación para poder entender el producto. Brad Bogart, presidente de Bogart Construction en Irvine, California, dice que los nuevos estándares de la OSHA serán manejados como cualquier otro cambio que tiene que aplicarse en la industria. “Tomemos como ejemplo el asbesto; cuando se expuso el problema inicialmente, tomo años entender cómo se exponían los trabajadores y qué prácticas de seguridad era necesario implementar. El sílice es tan nuevo, que todos debemos tener cuidado”.




Click here to add a comment

Leave a comment: