Cómo pintar gabinetes de cocina | Constru-Guía al día
rolling paint

Cómo pintar gabinetes de cocina

Pintar gabinetes de cocina

Después de retirar todas las puertas y accesorios de ferretería, lije ligeramente todas las superficies que va a pintar para que la capa base se adhiera mejor. Si lo desea, aplique cinta de pintor en todas las superficies que no quiere que se manchen de pintura y luego aplique una capa base uniforme.

Si está planeando pintar gabinetes de cocina, tenga en cuenta que la base para un acabado perfecto y brillante en los gabinetes de cocina es necesario prepararlos adecuadamente. Antes de que la brocha siquiera toque los gabinetes de cocina, debe limpiarlos, lijarlos y aplicar una capa base en toda la superficie. Si lo hace, la capa final se verá como si la hubiera aplicado el fabricante.

Preparación para pintar gabinetes de cocina

Una vez que haya determinado la integridad de la estructura de todos los marcos y las puertas de la cocina, retire todas las puertas de los gabinetes de los marcos y todas las bisagras, manijas y demás accesorios de ferretería. De ser desmontables, retire todos los estantes de los gabinetes. Si los estantes están unidos a los marcos de los gabinetes, déjelos en su lugar y coloque cinta adhesiva de ser necesario.

Encuentre un lugar en el que pueda recostar las puertas de los gabinetes para limpiarlas fácilmente. Quizás desee armar algún tipo de bastidor de secado para facilitar la limpieza y el secado.

Antes de comenzar a pintar gabinetes de cocina, limpie todas las superficies completamente con un sustituto de TSP (fosfato trisódico) o un desengrasante. Tendrá que eliminar complemente años de acumulación de grasa o su capa base y su pintura no se adherirán apropiadamente. Otro paso en la preparación para pintar gabinetes de cocina es limpiar las cajas de los gabinetes, así como las puertas.

Comience pintando las esquinas de los gabinetes de cocina

Para las puertas con paneles elevados, comience pintando las esquinas y los perfiles primero (nota: Aunque esta foto muestra la puerta aún instalada durante este paso, lo mejor es retirar las puertas del marco del gabinete y luego aplicarles la capa base y pintarlas.

Repare, lije y aplique la capa base

Cuando todo esté completamente seco, rellene todas las áreas dañadas o los agujeros de los accesorios de ferretería con masilla de madera. Deje que las áreas parchadas se sequen y luego líjelo todo con un papel de lija de abrasión media, generalmente de grano 100 a 150.

Lije todas las áreas de las reparaciones hasta que estén bien lisas, pero el resto de la superficie sólo necesita “rasparse” ligeramente para ayudar a que la capa de pintura base se adhiera apropiadamente. Esto es especialmente importante con los gabinetes que se acabaron con un tinte y barniz o laca.

Lo que sigue es aplicar una capa base. La capa base no sólo evita que se vean los nudos de la madera y las reparaciones con masilla a través de la pintura, sino que crea una mejor unión con la superficie antigua que si aplicara sólo pintura. Si está trabajando en puertas de marco y panel, aplique la capa base con una brocha primero en el panel central y después en los marcos. Use una capa de pintura base de aceite si va a usar una pintura a base de aceite y use una capa base de laca si va a usar una pintura de látex para la capa de acabado.

[tip id=”10191″]

Pintado de los gabinetes

Aplique la capa base con un rodillo de pintura

Para las áreas grandes de los gabinetes, como los lados de los marcos, puede aplicar la capa base y la pintura con un rodillo suave de pelo corto.

En este momento, los gabinetes se ven horribles. La capa base se ve desigual y con manchas, pero siempre y cuando esté lisa, usted tiene una excelente base para la capa superior. Los rociadores de pintura son la manera más fácil de lograr un acabado liso y brillante, pero una mano firme y una brocha de alta calidad de 2½ pulgadas pueden darle también excelentes resultados.

La clave para obtener un acabado profesional en las puertas de los gabinetes y en las cajas es aplicar múltiples capas delgadas. Aplique una primera capa muy delgada y déjela secar por completo. De ser necesario, lije ligeramente la nueva pintura con papel de lija de grano 400 para crear la superficie más lisa posible para la siguiente capa. Use un paño de adherencia o aire comprimido para limpiar y eliminar completamente el polvo de lijado o los residuos antes de añadir la siguiente capa de pintura.

Los gabinetes de cocina viejos lucen como nuevos

Con algunos pasos sencillos y una mano de pintura estable, los gabinetes viejos y opacos pueden volver a brillas como nuevos.

Otro método para pintar gabinetes de cocina y en especial las puertas es insertar ganchos para colgar las tazas en los agujeros donde van los accesorios de ferretería o en un borde inconspicuo del gabinete, como el borde superior de una puerta de los gabinetes superiores o el borde inferior de una puerta de los gabinetes inferiores. Después puede colgar la puerta del gancho y rociar la puerta entera y dejarla colgando para que se seque.

A pesar de que, muchas veces tres capas ofrecen los mejores resultados, como en el caso de las maderas que tienen venas más marcadas como el roble, en la mayoría de los casos dos capas de pintura son suficientes para obtener un buen resultado. Una vez que se haya secado la última capa, instale las bisagras y manijas. Use nuevos accesorios de ferretería para darle a los gabinetes una apariencia “totalmente nueva”. Vuela a colocar todos los estantes y reinstale las puertas.