Cómo usar una sierra recíproca de manera segura | Constru-Guía al día
Cómo usar una sierra recíproca de manera segura

Cómo usar una sierra recíproca de manera segura

Usar una sierra recíproca de manera segura

Siempre que sea posible, mantenga la zapata de la sierra presionada firmemente contra la superficie que va a cortar. Esto minimizará la vibración y le dará un mayor control sobre la herramienta.

Las sierras recíprocas obtienen su nombre de la hoja horizontal que es empujada hacia atrás y hacia adelante repetidamente (reciprocidad) por un motor poderoso. Sacarle provecho al poder que ofrece una sierra recíproca o sierra sable toma práctica, pero muy pronto estará haciendo cortes limpios y precisos de manera segura en casi cualquier tipo de material. Siga estos consejos para usar una sierra recíproca de manera segura:

Adquiera la sierra recíproca adecuada

Las sierras recíprocas o sierras sable con una longitud de golpe de corte más corto (la distancia que recorre la hoja de corte hacia adelante y hacia atrás) y motores más pequeños (en amperios) son menos poderosas, pero más fáciles de controlar para esos trabajos que requieren de delicadeza. Las sierras más poderosas también pueden contar con una acción orbital. Por ejemplo, la hoja de corte se mueve hacia arriba y hacia abajo ligeramente, así como hacia atrás y hacia adelante, ofreciendo un corte más agresivo.

Adquiera la hoja de corte adecuada para su sierra recíproca

Existen hojas de corte para sierras recíprocas diseñadas sólo para metales, sólo para maderas y varias combinaciones de materiales, todas en diferentes longitudes y configuraciones de dientes. Siempre use hojas de corte afiladas que estén limpias y en buen estado. Las hojas sin filo generan un calor excesivo, se tardan más en hacer el corte y hacen que usted fuerce la sierra. Siempre use la hoja más corta que se extienda durante el golpe de corte más allá de los límites del material a cortar. Esto minimizará la flexión de la hoja y proporcionará el corte más liso y recto posible.

Familiarícese con la pieza de trabajo que va a cortar

Sepa qué está detrás de la pieza que va a cortar y evite cortar las líneas de tuberías, electricidad o gas. Apoye las piezas grandes de tal forma que no atrapen la hoja. Tenga cuidado con los clavos, tornillos y otros materiales extraños que puedan estar incrustados en la pieza que está cortando.

Configure la velocidad

La mayoría de las sierras recíprocas o sierras de vaivén o sierras sable tiene al menos dos velocidades, aunque algunas tienen sólo una. Algunas sierras recíprocas tienen selectores de velocidad, así como un gatillo de velocidad variable. En general, use velocidades más altas para los materiales suaves y velocidades más bajas para los materiales duros para evitar dañar la hoja y tener un mayor control durante el corte.

Sostenga la sierra apropiadamente

Para usar una sierra recíproca de manera segura, siempre mantenga manos y pies lejos de la mesa, con una mano sobre el mango/gatillo y la otra agarrando firmemente la bota de hule al frente de la sierra. Mantenga una postura equilibrada para que siempre esté en control de la sierra. Evite cortar por encima de la altura de sus hombros de ser posible. Jamás adopte una postura forzada.

Mantenga la zapata presionada firmemente

Siempre sostenga la zapata de la sierra firmemente contra la pieza de trabajo para evitar lesiones y la ruptura de la hoja. No hacerlo podría causar que la hoja en movimiento golpee la pieza dañando los materiales y/o la sierra.

 sierra recíproca 2

Para hacer un corte de rebaje, use la zapata de la sierra sable como un pivote para adentrar la hoja en movimiento lentamente en el material.

Operación correcta

Para usar la sierra, ponga la hoja en movimiento antes de tocar el material a cortar. Usted puede mover la hoja lentamente para hacer cortes difíciles en ciertos materiales, o puede ser que tenga que operar la sierra a velocidad máxima para hacer el corte. Cuando haga cualquier otra cosa que no sea un corte completo, deje que la hoja se detenga completamente antes de retirarla del material que está cortando.

Cortes de rebaje

Para comenzar a hacer recortes en un borde, mantenga la punta de la hoja lejos del material mientras mantiene un contacto firme entre la zapata de la sierra y el área de trabajo. Use la zapata como un punto giratorio (pivote) para ir adentrando lentamente la hoja en movimiento en la cara de la pieza. Esto comenzará a cortar un surco en la pieza donde usted podrá insertar cuidadosamente la hoja hasta que la zapata se encuentre paralelamente sobre ella, luego podrá cortar a largo de la línea de corte. No intente hacer cortes de rebaje en el metal. Mejor, use un taladro o un cincel para hacer un agujero piloto que sea más ancho que la parte más ancha de la hoja de corte.  Inserte la hoja hasta que la zapata se encuentre firmemente en contra del material y comience a cortar.

Al terminar de cortar

Cuando haya terminado el proyecto, mantenga la hoja de corte alejada de su cuerpo y no suelte la herramienta hasta que la hoja de corte se haya detenido. La hoja de corte y la abrazadera de la hoja se calentarán mucho durante el corte, así es que evite el contacto con ellas hasta que se hayan enfriado. Muchas sierras de la actualidad tienen abrazaderas para las hojas de corte que liberan las hojas usadas sin necesidad de herramientas, eliminando la necesidad de tocar la hoja caliente cuando desea cambiarla por una nueva. Siempre desconecte la sierra cuando cambie las hojas.

–Por Roberto Franco