Ropa de trabajo para protegerse del frío o calor | Constru-Guía al día

Ropa de trabajo para protegerse del frío o calor

Ropa de trabajo para protegerse del frío o calor en obras de construcción

Un chaleco de enfriamiento o una fresca camiseta reflectora Carhartt elimina la necesidad de usar un chaleco protector.

Usar ropa de trabajo para protegerse del frío o calor o sea contra temperaturas extremas de frío o calor es una cuestión tanto de seguridad en el trabajo como de comodidad. Y es que usar la ropa de trabajo adecuada protege a los trabajadores de la construcción contra las quemaduras por frío, la hipotermia, la hipertermia y la insolación.

Ropa para altas temperaturas

Ante temperaturas extremadamente altas, use ropa de trabajo de colores claros para minimizar la absorción y aumentar la disipación del calor. Las prendas holgadas facilitan la evaporación del sudor pero no use ropa de trabajo que se le pueda enredar en las máquinas o herramientas. Por el contrario, use prendas que se ajusten al contorno de su cuerpo como, por ejemplo, la ropa térmica Under Armour que elimina el sudor de la piel manteniéndola fresca y seca.

A la hora de pensar en ropa de trabajo para protegerse del frío o calor, recuerde que los materiales naturales favorecen la disipación del calor. Por ejemplo, una ropa de trabajo adecuada para el calor son los pantalones Blaklader, confeccionados con 100 por ciento algodón de lienzo, son perfectos para las temperaturas altas. Estos pantalones de trabajo tienen prácticos bolsillos reforzados, rodilleras de trabajo livianas de gel o espuma, cuatro bolsillos con pliegues que impiden que las herramientas le dañen las rodillas; bolsillos para guardar lápices, la billetera y el celular, un asa para enganchar el martillo y un bolsillo desmontable para el destornillador.

Un chaleco de enfriamiento o una fresca camiseta reflectora Carhartt elimina la necesidad de usar un chaleco protector. Use sombrero si trabaja al sol o, para mantenerse fresco bajo un casco protector, póngale una visera, o bien use una pañoleta u otro producto refrescante. Use guantes más livianos revestidos de material polimétrico ya que son más frescos y cómodos que los de cuero. Trabaje con botas de trabajo sin aislamiento con palas que permitan el paso del aire.

Ropa de trabajo adecuada para bajas temperaturas

Cuando haga frío, asegúrese de que su ropa de trabajo conste de varias prendas de vestir, unas sobre otras, para no limitar su movilidad. La primera prenda deberá quedarle ajustada a la piel y estar confeccionada en algún material no absorbente, tal como polipropileno, seda o lana. Como prendas intermedias, elija pantalones, camisas y suéteres sintéticos o de lana.

Por ejemplo, los overoles acolchados Dickies están forrados con poliéster de nailon (de peso ártico) para dar calor en temperaturas extremas. Las cremalleras en dos direcciones facilitan ponerse y quitarse las botas. La prenda exterior deberá ser térmica, Polarguard, Thinsulate o Permaloft, y estar revestida de una capa repelente al viento que le añada de 25 a 50 grados F de calor.

Protéjase los oídos, la nariz, las manos y los pies contra las quemaduras por el frío. Los sombreros y las bragas de cuello evitan la pérdida de calor y las quemaduras por el frío. Cuando tenga que usar un casco protector, tenga en cuenta el forro de invierno para casco protector MSA Safety Works. Este es un forro suave, de capa doble, que puede colocarse en el interior de cualquier casco.

Otro elemento a tener en cuenta cuando piense en ropa de trabajo para protegerse del frío o calor es un par de botas de trabajo, térmicas e impermeables, con suelas antideslizantes reforzadas ofrecen protección contra el frío y contra las superficies mojadas y resbaladizas. Para protegerse las manos, use guantes propios para trabajos pesados que sean lo suficientemente flexibles, impermeables y aislantes para el trabajo que vaya a realizar.

—Por Joanne Costin