Financiar su vehículo de trabajo - Constru-Guía al día
Ventajas y desventajas de financiar su vehículo de trabajo

Ventajas y desventajas de financiar su vehículo de trabajo

Si está planeando financiar su vehículo de trabajo, ya sea camioneta o van, comparar préstamos es tan esencial para ahorrar dinero como lo es comparar las ofertas.

Los precios de lista de las camionetas de tamaño completo empiezan aproximadamente en $28,000, pero el precio promedio que se paga se acerca a los $40,000, según el Kelley Blue Book. No muchos negocios pequeños pueden darse el lujo de pagar en efectivo esos vehículos costosos. Sin embargo, seguir los pasos  que se mencionan a continuación en el orden en que se presentan le ayudará a obtener la mejor oferta para financiar su vehículo de trabajo.

1. Investigue su puntaje de crédito.

Antes de empezar a buscar opciones para financiar su vehículo de trabajo (y especialmente antes de reunirse con el gerente de financiamiento de cualquier concesionario), necesita tener una idea de cuál es su puntaje de crédito.

Los consumidores no tienen acceso a los puntajes de crédito que utilizan los prestamistas. Los gerentes financieros en los concesionarios de autos generalmente utilizan el puntaje FICO Auto Score, que está entre los casi 50 consumidores de puntajes de crédito que emite FICO.

Aun así, los puntajes de crédito disponibles para los consumidores ofrecen un buen indicio de la manera en que los prestamistas calificarán su  historial de crédito y la mayoría están disponibles de manera gratuita. En agosto de 2018, las tres principales agencias de reportes de crédito (Equifax, Experian y TransUnion en inglés) proporcionaron puntajes FICO gratuitos a los consumidores para persuadirlos a que se registraran en periodos de prueba gratis de sus planes de protección y monitoreo de crédito. Asimismo, muchas compañías de tarjetas de crédito al igual que sitios como LendingTree.com y CreditSesame.com ofrecieron puntajes de crédito gratis a sus usuarios registrados.

2. Consulte los incentivos de los fabricantes.

Con un puntaje de crédito en mano, puede evaluar de mejor manera los incentivos que ofrecen los concesionarios y los fabricantes. Por lo general, estos incentivos incluyen créditos con una tasa de interés baja o nula, reembolsos de dinero en efectivo y promociones de arrendamiento. El Kelley Blue Book reporta que, en 2017, dichos incentivos representaron un promedio de 10.4 por ciento del precio al por menor sugerido por el fabricante.

La temporada de mediados a finales del verano es un periodo especialmente bueno para revisar los incentivos ya que es el momento en que los fabricantes y los concesionarios promueven sus eventos de “liquidación de verano” con la intención de desocupar los lotes de los concesionarios para hacer lugar a los modelos del próximo año. Según Edmunds.com, a principios de agosto de 2018, los fabricantes ofrecieron descuentos de cero a $7,500 y tasas de financiamiento bajas de cero a 3.9 por ciento en algunos modelos de camionetas pick-up de 2018. . Generalmente, reunir los requisitos para recibir un financiamiento de cero por ciento requiere un puntaje FICO del consumidor arriba de 700.

3. Asegure un préstamo preaprobado.

No vaya al lote de un concesionario hasta que no haya asegurado una oferta de préstamo de un banco, cooperativa de crédito o un prestamista independiente. Intente conseguir al menos dos ofertas, incluida una del banco que maneja la cuenta de cheques de su negocio. Puede utilizar sitios web de préstamos como Bankrate.com o LendingTree.com para analizar las tasas de interés y solicitar opciones de distintos prestamistas. A principios de agosto de 2018, Bankrate.com reportó que la tasa de interés promedio de un préstamo para un auto a 36 meses fue del 5.38 por ciento, pero una búsqueda en línea encontró que una cooperativa de crédito federal  ofrecía los mismos préstamos con un 2.74 por ciento inicial y un banco nacional los ofrecía con  un 3.49 por ciento inicial. Si su puntaje de crédito no es muy bueno, su prestamista podría pedirle que adquiera un seguro de crédito. Asegúrese de consultar prestamistas que le den los detalles del costo del seguro de crédito antes de ir al concesionario, para que así tenga un punto de comparación.

4. Elija el plazo de préstamo más corto que pueda pagar.

Aunque es esencial asegurar un pago mensual razonable, recuerde que el préstamo menos costoso suele ser aquel con el plazo más corto y, por consiguiente, con pagos mensuales más altos.

Utilice una de las tantas calculadoras gratuitas para préstamos de autos disponibles en línea para comparar los costos de financiar un vehículo de trabajo, ya sea una camioneta o van nueva con plazos a 36, 48 y 60 meses. Esto le dará una idea de qué plazo es el más adecuado para usted. Por ejemplo, si solicita un financiamiento de $25,000 a un plazo de 36 meses y una tasa de 4.83 por ciento, sus pagos mensuales serían de $747.37 y sus pagos de interés durante el plazo del préstamo ascenderían a un total de $1,905.17. Si optara por un préstamo a un plazo de 60 meses y una tasa de 5.38 por ciento, podría reducir sus pagos mensuales a $476.15, pero el total de los pagos de interés sobre el préstamo ascendería a $3,568.73.

5. Negocie el precio, no el pago.

Cuando ya esté listo para ir a un concesionario, evite que la conversación gire en torno a los pagos mensuales y el financiamiento, haga que el vendedor se concentre en el precio, y cualquier otra opción que desee. Después de llegar a un acuerdo en el precio, el siguiente paso será ir a la oficina del gerente de financiamiento. Cuando se mencione el tema de financiamiento durante la conversación, proporcione su puntaje de crédito y pregunte al gerente de financiamiento si puede mejorar los términos de su oferta de préstamo actual. Esto ayudará a que ambas partes determinen si vale la pena obtener el reporte de crédito, lo que representa costos para el concesionario y podría bajar su puntaje de crédito.








Click here to add a comment

Leave a comment: