Cómo sellar un semisótano | Constru-Guía al día
Cómo sellar un espacio de acceso

Cómo sellar un semisótano

sellar un semi-sótano 1

Este sistema de barrera contra el vapor comenzó colocando una pieza de plástico opcional alrededor del perímetro de la pared, sellada con una línea continua de sellador de poliuretano. Después, el pedazo de piso se empalmó sobre esa pieza sobre la pared y se adhirió cinta sobre la unión. Luego se aplicó el panel aislante de espuma rígida a las paredes con otra línea continua de sellador hasta arriba.

Anteriormente, se consideraba una buena idea tener ventilas en los semisótanos o espacios de acceso. Las ventilas se abren en los meses cálidos para dejar escapar la humedad y se cierran cuando hace frío para mantener el espacio caliente. Pero científicos especializados en la construcción han estudiado los espacios de acceso y sus investigaciones revelaron que lo recomendable es sellar el semisótano: “se deben eliminar las ventilas y sellar un semisótano  totalmente para protegerlo de los elementos, incluyendo de la suciedad que se encuentra debajo”.

El problema es que las ventilas del espacio de acceso hacen justamente lo contrario a lo deseado. Actúan como aspiradoras succionando la humedad interior durante los meses más cálidos, generando olores rancios, esporas de moho y otros contaminantes en el espacio. Y cuando se eleva el aire cálido en la casa, el aire que lo reemplaza se eleva desde el punto más bajo de la casa, distribuyendo los contaminantes del espacio de acceso por toda la casa. Este movimiento de aire natural se conoce como el “efecto chimenea”.

Uno de los pasos más importantes para asegurar sellar un semisótano o seco y sin olores es controlar la humedad exterior. Cree un buen sistema de drenaje alrededor de los cimientos creando una pendiente de tierra que se aleje de la casa en una proporción de al menos ½ pulgada por pie. Asegúrese de que todas las canaletas estén funcionando apropiadamente y que estén desviando el agua pluvial alejándola del borde la casa.

Sellar un semisótano es relativamente sencillo. A continuación encontrará los pasos básicos, pero los códigos regionales varían. Siempre consulte a la agencia de aplicación de códigos para averiguar los detalles exactos para este tipo de trabajo, especialmente cuando se trate de barreras contra incendios y control de termitas.

Cómo sellar un semisótano

En este semi-sótano, la tabla de espuma rígida que calificó como barrera contra el vapor ya había sido instalada en el perímetro de las paredes. Para sellarla, se aplicó una barrera de vapor a lo largo del piso y en las paredes. Se completó el trabajo con una línea continua de sellador de poliuretano y pedazos de madera sobrante con anclajes para concreto.

Sellar un semi-sótano hecho de concreto

Para sellar un semisótano o espacio de acceso con un piso de planchas de concreto cubra las ventilas desde dentro con un panel aislante de espuma rígida sellando todo el perímetro del aislante con espuma expansiva o con un sellador flexible de poliuretano duradero.

Desde afuera, asegúrese de que no pueda filtrarse el agua en la estructura de las ventilas y colarse por detrás del aislante. Siempre y cuando la plancha de concreto y las paredes en declive se hayan vertido correctamente y estén en buenas condiciones, el espacio quedará adecuadamente sellado.

[tip id=”10364″]

Sellar un semisótano o espacio de acceso hecho con piso de tierra

Sellar un semisótano o espacio de acceso hecho con piso de tierra es sólo un poco más complicado. En la mayoría de los casos, todo lo que necesitará serán revestimientos de plástico de 6 milímetros, panel aislante de espuma rígida, cinta de uso pesado y sellador de poliuretano. Si las condiciones lo requieren, puede usar una barrera contra el vapor de uso pesado o múltiples capas de plástico. Si el semi-sótano tiene cualquier tipo de tráfico regular debido a almacenamiento o mantenimiento técnico, use una barrera contra el vapor de uso pesado con múltiples dobleces y refuerzo de fibra en la tela.

Comience cubriendo el piso con el plástico. Empalme las uniones al menos 3 pulgadas y cúbralas completamente con cinta. Suba el plástico en las paredes aproximadamente 6 pulgadas y asegúrelo aplicando una línea continua de sellador de poliuretano y/o sellador. Si las paredes están yesosas, es probable que necesite taladrar agujeros piloto y usar un anclaje para concreto además del sellador para asegurar el plástico a la pared.

[tip id=”10367″]

También puede usa ladrillos o rocas pesadas para mantener el plástico en su lugar mientras trabaja. Algunas personas aseguran el plástico con estacas de jardinería. Por lo general, hacer unos cuantos agujeros no afecta la retardación de vapor, y los agujeros permiten que se drene el agua que se llegue a acumular encima de la barrera.

Cubra las paredes de los cimientos que queden expuestas con un panel de aislamiento rígido a prueba de humedad. Algunos paneles de espuma rígida también califican como barreras contra el vapor, en cuyo caso usted no necesitará cubrir las paredes con plástico. Asegúrelos aplicando una línea continua de sellador de poliuretano a lo largo del borde superior de las paredes de concreto y presionando la tabla contra ella. Usualmente usted no necesitará aplicar sellador en la parte inferior.

Aísle la vigueta periférica usando aislante rígido, aislante expansivo en espuma y la pasta selladora. Esto garantizará un semi-sótano cálido y seco por décadas.